“Cuestión de Mujeres”: Taller de lectura feminista.

Súmate al Taller de Lectura Feminista “Cuestión de Mujeres”, donde podrás formarte y aprender entre todas. Para las sesiones de febrero, que irán del 4 al 10, la temática será “Tati Allende, una revolucionaria olvidada” de Marco Álvarez Vergara. Donde podremos conocer algo más sobre la hija revolucionaria del Presidente Allende, además sobre su vida y así esta llegue a más mujeres.

De reseña libro.
Pese al participativo rol que tuvo al lado de su padre, Beatriz Allende, desde pequeña llamada Tati, es uno de los personajes más desconocidos del núcleo del ex presidente Salvador Allende.

Sin embargo el libro Tati Allende. Una revolucionaria olvidada (Pehuén Editores), recupera la memoria de la corta e intensa vida de la integrante más revolucionaria de la familia Allende. Su autor Marco Álvarez, director de la Fundación Miguel Enríquez, fue quien decidió emprender la escritura de Tati Allende.

Era necesaria la fuerza del afecto y la conciencia política para atreverse a hacer añicos la cómoda autocensura de la izquierda y el desprecio de los poderosos que han mantenido durante tanto tiempo a esta mujer revolucionaria en esa extraña zona del olvido.

De Marco Álvarez Vergara.
Historiador y escritor chileno, director de la Fundación Miguel Enríquez.

De Tati Allende.
Beatriz Ximena Allende Bussi (Santiago, 8 de septiembre de 1943-La Habana, 11 de octubre de 1977), también conocida como Tati por sus amigos, fue una médica y política socialista chilena, hija del ex Presidente, Salvador Allende y Hortensia Bussi. Estudió medicina en la Universidad de Concepción, en donde se tituló de médico cirujano.​

Cuando su padre ascendió a la presidencia de Chile en 1970, Beatriz se convirtió en su más cercana asesora y colaboradora. De tendencias más radicales que Allende, hizo de contacto en las negociaciones de éste y la extrema izquierda chilena representada por el MIR. Estuvo con su padre en el Palacio de La Moneda hasta el último día, a pesar de estar embarazada, y solo abandonó el palacio presidencial atacado por las fuerzas golpistas cuando su padre le ordenó a ella, a su hermana Isabel y al resto de las mujeres que salieran.
Se casó con el diplomático cubano Luis Fernández de Oña, con quien tuvo dos hijos, Maya y Alejandro Fernández Allende. Posterior al derrocamiento de la Unidad Popular, UP, ella se exilia en Cuba.

Beatriz Allende trabajó en el Comité Chileno de Solidaridad Antiimperialista en La Habana, donde desempeñó el cargo de secretaria ejecutiva, y cuatro años después del golpe se suicida. Fue sepultada en Panteón de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en el Cementerio de Colón de la capital cubana.

¡Te esperamos!

Datología
Qué: Cuestión de Mujeres Taller de lectura feminista.
Cuándo: Del 4 al 10 de febrero.
Dónde: Av. Los Leones 1052, Providencia.
Horario: De 19 a 21 horas.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *