Abrazo de Árbol: Prosopis tamarugo PhilNombre.

* Por CRA.

Abro mis brazos buscándote / cada mañana con su noche / emprendo viento vuelo / viento, viento poderoso susurrando tu nombre / Sigo adherida a ti / estoy en tu sangre / Blanca / el cordón es infinito / Blanquita / Me dejo llevar por días memoriosos / de aromas a cariño / días contigo / Agudizo la memoria imágenes / estás en todas partes / eres mi jamás para siempre / Nervaduras de hojas nos llevan  / danzamos entre tonos café claro rojizos y amarillos / sentar y descansar entre ramas y troncos / Bosque mullido y profundo / No quiero que termine este instante / Me niego al nunca más darte los buenos días / nunca más besitos, besitos / no escuchar el noches / Cobigémonos entre los tiempos  / con su bueno y malo / con lluvias y arcoiris / abrigadas por los días con sus noches de vida / Y ya nunca, nunca más continuar estando aquí sin ti…

 

Revisando árboles nativos encontré un millar de ellos, hermosos, nuestros, de troncos sólidos, colores particulares, personales, todos de hojas perenes, es decir, somos muy tarados en continuar eligiendo hasta en versión flora, lo que viene de afuera. Sobre todo cuando lo de afuera podrá ser hermoso, evocarnos campos dorados, verdes, rojizos, de países, continentes, donde sí se les entrega un cuidado y preocupación a los verdores arbolados. Mientras que nosotros, nosotros los podamos, los cortamos, dañamos, nunca regamos. Y ellos tan nobles, silenciosos, llamándonos a la paz, tranquilidad, nos brindan belleza, sombra, viento. Somos unos imbéciles y además de todo los nuestros, los que han crecido por siglos de siglos en nuestra tierra, fría tierra, de climas contrastantes, calor al norte, hielo al sur, sabios ellos siempre sabios, crecen y producen sin que se les caigan las hojas para mantener sus bondades siempre, siempre.

Por tanta poesía nacional es que decidimos elegir a los árboles nativos, dígase de Chile, para este año 2019 en la sección Abrazo de Árbol y así darlos a conocer. Muchos de ellos, de ahora en más creo que con casi todos, no tengo una historia para contarles, más allá que no sea de más admiración y agradecimiento por su pacifica presencia.

De orígenes.
Nombre científico: Prosopis tamarugo PhilNombre común: Tamarugo.

Descripción: Árbol caducifolio, de copa abierta y ramas espinosas. Alcanza una altura de 20 metros y el tronco puede llegar a medir hasta 1,5 metros de diámetro. La corteza es rugosa, pardo-oscura y con fisuras irregulares.

Distribución: Endémico de Chile. Su ambiente original se restringe a la Provincia del Tamarugal. Habita en mesetas salinas altas, donde se infiltran aguas provenientes de los sectores preandinos adyacentes, entre los 900 y 1.500 metros de altitud.

Conservación: En la época del salitre, gran parte de sus poblaciones fueron explotadas para proveer de combustible a las oficinas salitreras y faenas mineras ubicadas en la Pampa del Tamarugal. Durante las décadas del ‘60 y ‘70, la CORFO realizó extensas plantaciones de tamarugo, en una superficie superior a las 20.000 hectáreas, entre la quebrada de Tiliviche y el salar de Bellavista. En el Libro Rojo de la Flora Terrestre de Chile su estado de conservación fue evaluado como Vulnerable. Las poblaciones naturales mejor conservadas se ubican en la localidad de La Huayca y en el salar de Llamara. La única área protegida donde está representada es la Reserva Nacional Pampa del Tamarugal.

Anecdotario: El tamarugo se destaca como un árbol de alta productividad en medios con limitantes hídricas y suelos salinos. Se ha comprobado que disminuye los efectos del viento sobre el desierto y que modera la temperatura. Los frutos, además de las hojas y brotes nuevos, constituyen una fuente de forraje para cabras y ovejas. Su madera es de gran belleza y ocasionalmente es utilizada para artesanía, aunque su principal uso ha sido como leña y carbón. Por su abundante floración, constituye un potencial recurso para la producción de miel de abejas.

Datología
Qué: Abrazo de Árbol: Tamarugo.
* Quién: CRA. Amante de los arboles.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *