Abrazo de Árbol: Algarrobo – Prosopis chilensis (Molina) Stuntz.

* Por CRA.

Revisando árboles nativos encontré un millar de ellos, hermosos, nuestros, de troncos sólidos, colores particulares, personales, todos de hojas perenes, es decir, somos muy tarados en continuar eligiendo hasta en versión flora, lo que viene de afuera. Sobre todo cuando lo de afuera podrá ser hermoso, evocarnos campos dorados, verdes, rojizos, de países, continentes, donde sí se les entrega un cuidado y preocupación a los verdores arbolados. Mientras que nosotros, nosotros los podamos, los cortamos, dañamos, nunca regamos. Y ellos tan nobles, silenciosos, llamándonos a la paz, tranquilidad, nos brindan belleza, sombra, viento. Somos unos imbéciles y además de todo los nuestros, los que han crecido por siglos de siglos en nuestra tierra, fría tierra, de climas contrastantes, calor al norte, hielo al sur, sabios ellos siempre sabios, crecen y producen sin que se les caigan las hojas para mantener sus bondades siempre, siempre.

Por tanta poesía nacional es que decidimos elegir a los árboles nativos, dígase de Chile, para este año 2019 en la sección Abrazo de Árbol y así darlos a conocer. Muchos de ellos, de ahora en más creo que con casi todos, no tengo una historia para contarles, más allá que no sea de más admiración y agradecimiento por su pacifica presencia.

Es por ello que en esta ocasión les contaré del “Algarrobo”. Que en materias personales, evoca playa, costa, quinta región, a saber si las nostalgias tendrán algo que ver con la realidad arbórea. Averigüémoslo!!!

De orígenes.
Nombre científico: Prosopis chilensis (Molina) StuntzNombre común: Algarrobo, algarrobo chileno, algarrobo del centro, algarrobo blanco, árbol blanco, cupesí o mezquite.

Descripción.

Árbol espinoso, de copa amplia y globosa. Dependiendo de la latitud, es siempre verde o bota las hojas en invierno. Mide hasta 15 metros de altura. El tronco es grueso, recto o tortuoso, de 1 metro de diámetro. La corteza es gris-rojiza, desprendible y con surcos longitudinales. Sus ramas poseen largas y gruesas espinas de color blanquecino o café.

Distribución.

Se distribuye entre las provincias de Copiapó y del Maipo, de preferencia en los llanos, serranías interiores y faldeos precordilleranos, alejado de la influencia marina, entre los 500 y 1.500 metros de altitud. Tiene una amplia distribución en Sudamérica, habitando en zonas áridas y cálidas de Bolivia, Perú y Argentina. Está asilvestrado en ambientes tropicales, donde puede llegar a ser una especie invasora y agresiva, como en Paraguay, India y Hawai.

Conservación.

Dado su amplio rango de distribución en América del Sur, n no presenta problemas de conservación. Sin embargo, en Chile su superficie ha disminuido drásticamente, debido a la habilitación de terrenos para la agricultura y urbanización, y a la explotación de su madera para fabricar postes, y para producir leña y carbón. En el Libro Rojo de la Flora Terrestre de Chile su estado de conservación fue propuesto como Vulnerable. No se encuentra en ningún área silvestre protegida.

Anecdotario.

Cronistas de la Colonia y principios de la República hacen referencia a extensos algarrobales al norte de la cuenca de Santiago, entre Polpaico y Montenegro. Los frutos, llamados “thakos” o vainas, eran utilizados para la elaboración de harina, arrope y bebidas. En medicina popular se emplea la pulpa de los frutos para aliviar afecciones cardíacas. El fruto también es apetecido como forraje para el ganado.

Datología
Qué: Abrazo de Árbol: Algarrobo.
*Quién: CRA, una amante de los árboles.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *