Sección Abrazo de árbol: “Araucaria chilena /Araucaria Araucana”.

* Por CRA.

Para mis abuelos, que un día como hoy – a finales del siglo XIX-, nació él  / Para mi abuela, que un día como hoy – a finales del siglo XX-, decidió partir / Los dos por siempre viajan en mi corazón, memoria y alma / en cada instante que respiro y suspiro / gracias siempre por lo vivido, aprendido y disfrutado a vuestro lado.

Me acuerdo que cuando recién llegamos a Chile, el año de 1987, mis padres nos regalaron un maravilloso viaje al sur de este país. Las historias que habíamos escuchado de niñas sobre esa zona, la verde, de lagunas, lagos, ríos. Donde casualmente mi padre disfrutó largos veranos en su infancia, sumado a las aventureras vacaciones que hicieron madre, los dos hijos mayores de mi padre y él, acrecentaban los deseos que a nosotros, en esa ocasión, nos pasara algo similar.

Pero aquellas historias pertenecían a otros tiempos, no solo de juventud de mis padres, sino que de mejor situación económica o donde al menos, tenían un auto y con el recorrían sin tregua por tierra, transbordador o lo que fuera. Nuestro viaje que fue realmente esplendoroso, hubo bus, tren, y mucha, muchísima vegetación porque en esos años el verde del sur estaba tal cual, las manotas del hombre no habían caído con frenesí. Y así fue como tanto en Concepción, como en Valdivia, ahondando los bosques maravillosos que estas regiones poseen, nos encontramos una y otra y otra vez, con la Araucaria.

Mi papá nos había contado que era la planta que debía estar en el escudo nacional porque era de Chile, era el árbol de los mapuches, de donde salían los para mí, supositorios, para todos piñones. En esos tiempos, ustedes perdonaran los encontraba de un fome, secos, solo imaginables con los que mi madre nos metía por el poto, cuando estábamos resfriadas de fiebres altas y corta edad para impedirlo. Obvio que nunca probé un supositorio pero en color y forma, digamos que son semejantes. Con los años aprendí a valorarlos, claro, justo ahora que para encontrarlos hay que irse de rodillas jajaja.

Final de cuentas quedó siempre como el mítico árbol, espinudo y con esos frutos particulares, que le daba sello a este país. Con los años entró la moda de La Araucaria, pese a que se demora como 500 años en si quiera tener forma de árbol y en el patio de las casas de la gente con onda podías encontrarlos. Pero lo que ellos no saben es que no todas las Araucarias son originarias ya que están las paraguayas que aunque no lo crean tienen sus diferencias marcadas, claro para eso tienen que tener un papá como el mío que nos hizo detectar cada rama, pinchudas seudo hojas, sumado a la bola mayor que posee los piñones aquellos.

Realmente una especie particular y por tal hermosa. Si no tiene tanta prisa por verla crecer, hágase el tiempo y cómprela, que no le pasen gato por liebre y plante en su patio, jardín, parcela, campo, hectáreas este nuestro árbol nativo.

De su historia.
Araucaria araucana / La araucaria o pehuén (Araucaria araucana), también llamada piñonero, pino araucaria o pino de brazos es un árbol nativo de Chile y Argentina, que hoy en día se encuentra distribuido en zonas muy restringidas de la Cordillera de los Andes y en una pequeña población de la Cordillera de la Costa chilena.

Descripción: Es un árbol perenne, de hasta 50 m de altura, con tronco recto, cilíndrico, a veces muy grueso (3 m o más). Las ramificaciones comienzan a varios metros del suelo; en los ejemplares más viejos, se disponen en verticilos de 5 ramas que se extienden perpendiculares al tronco; estas ramas son flexibles y tienen hojas agrupadas hacia los extremos.

De hojas.
Sus hojas son de extrema dureza y están provistas de un mucrón (espina) en la punta, de color verde oscuro. Las hojas son de 3 a 4 cm de largo y están dispuestas de manera imbricada sobre la ramilla, donde permanecen durante varios años.

Existen plantas masculinas y femeninas, con diferencias morfológicas en las placas que forman la corteza y en las flores, siendo mucho más vistosas las femeninas.

Ecología.
Hoy en día esta especie está distribuida en la cordillera de los Andes principalmente en grandes extensiones del Parque Nacional Lanín en Neuquén (Argentina), entre 37º S y 40º S, y también en la Cordillera de la Costa (Chile), donde se la encuentra sólo en la Cordillera de Nahuelbuta (VIII Región).

De Araucaria chilena / araucaria araucana.
Crece únicamente a más de 800 m sobre el nivel del mar, y de manera óptima en la cota de los 1000 m. Se la encuentra en terrenos rocosos y arenosos con buen drenaje (por lo común de origen volcánico), en alturas donde la nieve permanece sobre el suelo durante largas temporadas y generalmente en lugares de bajas temperaturas.

Se halla asociada a bosques mixtos de lenga, ñirre y coigüe, pero en general tiene tendencia a formar bosques puros.

Debido a su lento crecimiento se han observado araucarias que han alcanzado hasta 1000 años de edad.

Datología
Qué: Abrazo de árbol “La araucaria”.
*Quién: CRA. Amante de los árboles.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *