Comentario Serie de TV Paga: “The Disappaerance”.

* Por Colomba Orrego Sánchez.

La vi anunciada hace unos días atrás por la señal de Tv Paga Max y con tal solo ver la sinopsis, supe que me gustaría. Tenía el condimento que me apasiona ¿Cuál? Misterio y bueno, en versión niño que se lo traga la tierra. El otro elemento que al menos a mi me provocó toda clase de tentaciones a por verla, fue la presencia en rol protagónico de Peter Coyote ¿saben quién es? Como primera cosa y para refrescarles la memoria podríamos hablar del papel que le dio fama, porque trayectoria ya había y bien recorrida, pero en “Perversa luna de hiel” de Polansky (1992), el que no le había echado el ojo a este guapetón flaco, realmente es porque sufre de problemas a la vista.

Después en versión más “malita”, en términos de calidad, pero intentando explotar aquella gracia infinita y qué decir guapura de Coyote, surge “Un homme amoreux” o “un hombre enamorado” (1987) y más bien obsesionado. Antes de todo hubo un “Slayground” (1983) pero bueno asunto es que si bien Peter, no se ha caracterizado por hacer buenas cintas, es un gran actor o al menos, esa es mi modesta opinión.

Entonces le advierto que si usted es como yo y está un poco enamoradx aún de Peter Coyote, respire hondo porque en esta serie de la señal Max, interpreta a un hermoso, guapo, avejentado “abuelo”. O sea es verdad que el tiempo pasa, pero no se deprima él sigue siendo el mismo hermoso, solo que hay que rebuscar entre la barbucha tipo Trotski y en las ropas sueltas, de colores opacos, mucho cuadrillé. Pero si bien la serie es muy entretenida, de las que atrapan a la primera y que detrás de Coyote, hay un elenco, indudablemente el que sostiene la trama, más allá del niño de diez años que desaparece, es él.

Lo cual me alegra porque de haberle visto en un rol secundario, me habría sentido triste, es demasiado buen actor, de esos que se comen la pantalla y ojalá a las espectadoras como yo y si además el guion es bueno, uno avanza, adentrándose, pero siempre, siempre, seducida por este caballero.

De ficha técnica.
Fechada el 2017 y cada capítulo con una duración de 41 minutos, ahí entiendo por qué mierdas la encontré tan corta, es la serie The Disappearance”, de origen canadiense y dirigida por Peter Stebbings, que a primera vista tengo la impresión que lo conoce su mamá. El guión es de Normand Daneau y Geneviève Simard, la fotografía que bueno ahora que sabemos que los escenarios naturales son Canadá, es difícil que las capturas sean mala, démosle crédito igual a Claudine Sauvé y además de Coyote, en el reparto sobresalen, Joanne Kelly, Neil Napier, Kevin Parent, Camille Sullivan, Aden Young, Judith Baribeau, Sean Devine, Tristan D. Lalla, Michael Riendeau, André Simoneau, Eric Clark, Auden Larratt, Vlasta Vrana, Olga Montes, Deena Aziz, Andre Bedard, Ethan Caminsky, Teneisha Collins, Mikael Conde, Larry Day, Julien Irwin Dupuy, Meghan Gabruch, Ally Gingras, Connor James Kelly. Y en materia de géneros está rotulada como serie intriga, drama.

De sinopsis.
En su décimo cumpleaños, mientras juega a la “búsqueda del tesoro” que le ha preparado su abuelo, Anthony Sullivan desaparece inexplicablemente. Durante la investigación se descubrirán secretos familiares ocultos desde hace mucho tiempo, con devastadoras consecuencias.

Esta poesía de serie está recién comenzado, el capítulo inicial fue emitido el miércoles 3 de abril y tienen la suerte que de ahora en mas todos los miércoles darán el capitulo anterior y después el de estreno. Realmente hay ñeque en la serie, más allá de la desesperación terrible por la pérdida de un pariente, en este caso de un niño chico que siguiendo las pistas que su abuelo, Peter Coyote, le armó en el día de su cumpleaños para que llegara hasta el regalo más importante, acude a las dos primeras pistas y después más bien, eso es lo que se pierde de él sumado al rastro. Será momento en que las tensiones, nerviosismos, algunos rencores y resentimientos escondidos en el baúl afloren y aquello de todo lo más malo del ser humano, que siempre late fuerte, salga y despanzurrándose deje la embarrada.

Como primer enganche les cuento, aunque lo verán en la previa del próximo miércoles, que Peter Coyote, no es el padre, ni el abuelo, biológico de los respectivos. Ese es un detalle que no deben dejar pasar de largo porque les aseguro, como los años de experiencia en este género, es un detalle más que importante, sino, no lo hubieran lanzado al sartén. Pierdan el resuello pero no la oportunidad de ver esta serie.

De Peter Coyote.

Actor estadounidense. Nació el 10 de octubre de 1942 en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos).

Hijo de Ruth Fidler y Morris Cohon, banquero con ascendencia judía sefardí. Su madre, también judía provenía de una familia de clase obrera. Su padre, educado para rabino en Rusia, escapó del reclutamiento del Ejército Imperial Ruso acabando en una pequeña tienda de dulces en el Bronx.

Fue criado en una familia altamente culta pero no religiosa, involucrada en políticas de izquierda en Englewood, Nueva Jersey y se graduó en la Dwight Morrow High School en 1960. Cursó estudios de filología en la Universidad de San Francisco.

Sus inicios fueron en las salas de teatro de San Francisco. En los escenarios trabaja como actor, director y autor, además de formar parte de una compañía de mimo. Cofundador de los Diggers, un grupo anarquista de improvisación en Haight-Ashbury a mediados de la década de 1960. Recibió un premio Obie por la obra Olive Pits, de la que es coautor. Su nombre artístico viene del encuentro espiritual en el desierto con un animal de esa especie, aunque también se dice que cambio su nombre al probar el peyote.

Fue asesor de imagen de políticos. Ha participado en proyectos de calidad, por lo que ha trabajado con frecuencia para el cine independiente y a las órdenes de directores europeos, como Pedro Almodóvar en Kika o Roman Polanski en Lunas de hiel, además de con Steven Spielberg, Steven Soderbergh, Barry Levinson, y Sydney Pollack entre otros.

Consiguió una nominación en 1991 al premio Emmy como mejor actor por la miniserie Road to Avonlea. Presidente, del Consejo de las Artes de California desde 1975 hasta 1983.

Casado con Eileen Ewing de 1965 a 1972, con Marilyn McCann de 1975 hasta 1998, y con Stefanie Pleet de 1998 a 2015. Tuvo un hijo y una hija con su primera esposa, y a Ariel fuera del matrimonio.

De algunas de sus filmografías.
1982- E.T. el extraterrestre (E.T. the Extraterrestrial).
1983- Los mejores años de mi vida (Cross Creek) / El beso de un extraño (Stranger’s Kiss) / Slayground.
1984- Los rompecorazones (Heartbreakers).
1986- Un hombre enamorado (Un homme amoreux).
1991- Lunas de hiel (Bitter Moon).
1993- Kika.
1998- Route 9.
2002- Femme Fatale.

Datología
Qué: Comentario serie Tv Paga: “The Disappaerance”.
Dónde: Señal Max.
Cuándo: Miércoles en la noche.
*Quién: Colomba Orrego Sánchez. Periodista y transcriptora.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *