Sección Abrazo de árbol: El Peumo o Cryptocarya alba.

* Por CRA.

De árboles azules / escalarlos para mirarte / más arriba de sus copas / me lanzas migas y así encontrarnos / mi querido tu / siempre tu querida yo. / Llevarte hasta mis sueños / viajar en busca de lugares / secretos y nuestros / aromas que resguardan memoria / la tuya por mí / la mía por ti.

Mi historia con el Peumo, comenzó lamentablemente, con la muerte de mi padre. Cosa es que en el cementerio Parque del Recuerdo de Huechuraba, donde está él y mis abuelos, además de un hermano y ahora mi madre, en la parte donde compraron el nicho de suelo, frente a ellos, mirando hacia el muro de verdes, hay tres o cuatro árboles frondosos, de hojas verdes parecidas a las del Boldo y de un tronco de corteza grisácea, de textura suave. Y bueno, desde que comencé hacer más y más frecuente mis paseos a ver a mi padre y abuelos, también empecé a mirar el entorno, rodeado de hermosos árboles y en particular este.

Recuerdo que le tomé una foto y le pregunté a una prima, que sabe mucho de plantas y verdes y me contó que su nombre era Peumo, que es de la flora nativa de Chile y todas las características que lo describían, lo hacían, a cada instante un hermoso ejemplar, un hermoso verdor que acompaña a mi familia querida.

El Peumo y los Peumos que con los años he ido encontrando en el paso de las caminatas y de la vida, son árboles frondosos, de tronco ancho, macizo pues, de hojas verde oscuras y como son de la especie nativas de Chile, tienen la particularidad, que debiera sumar pero como somos humanos y tontos, no lo hacemos, que además son perenes ¿Qué es eso? que sus hojas no se caen, ni con lluvia, truenos o relámpagos, menos con terremotos. Entonces aquello de andar en invierno pensando en limpiar veredas y canaletas, que no lo hacemos hasta que se nos inhunda la casa, no pasaría si de árboles, tuviéramos solamente nuestras especies nativas, pero somos humanos qué podemos hacer.

Pero si agudizas la vista y levantas la cabeza, verás que en las plazas, las más tradicionales, de los barrios ídem, casi todas sus especies son nativas. Por ejemplo afuera de la Clínica Santa María por la avenida del mismo nombre, esquina de Arzobispo Casanova, también los encuentras en la Plaza Ñuñoa por ambas veredas. De hecho por la comuna de Ñuñoa entre más recorras los barrios que no han sido diezmados por los edificios, la flora es verde, majestuosa, imponente, frondosa, nativa y de Peumos. Pero, como siempre está presente el pero, el problema es que después con la modernidad y el placer por demoler, estas especies verdorosas también se fueron al camión de las demoliciones.

Y sin embargo, si caminas observando el derredor encontrarás más de uno. Hoy que casualmente ha comenzado el otoño, para distinguirlos te contaré que sus frutos, que son rojos y alargados, los encontrarás en el suelo más bien secos, como si fueran cuescos de aceituna. Entonces levanta la mirada en busca del Peumo y encontrarás una grata, majestuosa y brillante sombra verde, nacida y criada en tu terruño. Pura poesía qué no.

De orígenes.
Peumo – Cryptocarya alba.
Etimología: Cryptocarya, del griego Kryptos = oculto y Karyon = nuez, debido a que la semilla esta cubierta. Alba del latín = blanco. Peumo, nombre mapuche de la planta.

Descripción.
Árbol siempreverde de la familia de los laureles Lauraceae que alcanza una altura de hasta 30 m y un diámetro superior a 1 m, corteza de color pardo-grisáceo un tanto agrietada.

Hojas.
Hojas muy aromáticas, opuestas, borde entero, de forma aovada-elíptica u oblonga con el ápice obtuso. Láminas de 3–8 x 1.5–4.5 cm, verde lustrosas en el haz y blancuzcas en el envés, pecíolos glabros de 3–5 mm de largo.

Fruto.
El fruto es una baya lisa de 15–18 x 7–10 mm, de color rojo a rosado en la madurez., coronada con los restos de estambres y lóbulos del cáliz.

Flores.
Flores axilares, verdosas de 3–4 mm, hermafroditas, 6 tépalos carnosos de 2 mm de largo, pilosos por dentro. 12 estambres pilosos, de los cuales 9 son fértiles de 2 mm de largo y 3 infértiles de 1 mm de largo (estaminodios), estilo bien desarrollado y grueso.

Distribución y Hábitat.
Especie endémica de Chile, se distribuye desde la provincia de Limarí hasta la de Valdivia (IV a X región), en ambas cordilleras y el valle central, bajo los 1500 m sobre el nivel del mar. Habita principalmente en quebradas y sitios húmedos dentro de los Tipos Forestales; Esclerófilo, Palma Chilena, Roble-Hualo y Ciprés de la Cordillera.

Peumo Cryptocarya alba Cultivo: De crecimiento rápido en condiciones óptimas: terrenos sueltos, profundos y bastante humedad. Produce fácilmente renovales si se corta desde la base. Los árboles plantados en el norte de California se han desarrollado bien, raramente vistos en España, se han aclimatado perfectamente en ese país.

Usos.
La madera es dura y resistente al agua, se utiliza en la fabricación de zapatos y piezas de carretas. El fruto es comestible, la corteza es rica en taninos y se utiliza en curtiembres y para teñir de color anaranjado.

Datología
Qué: Abrazo de árbol: Peumo.
* Quién: CRA, amante de los árboles.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *