Comentario de cine: The edge of seventeen.

* Por Colomba Orrego Sánchez.

Esto de estar de vacaciones es una soberana poesía, porque uno con tiempo, puede mandarse más de un estilo de movies. Así me pasó, porque pude ver una de detectives, mi primera pasión y la segunda: una de adolescente.

“The edge of seventeen”, la miré mientras olfateaba un poco sobre  ella, sumado al target etario al que estaba asociado: adolescentes, es decir, mi especialidad. Porque todo lo que tenga que ver con ese período de la vida, adolescentes, juventud, problemas de ídem generación, amores, reflexiones, vivencias, son miel para mis ojos, me encantan los y las jóvenes, quizás porque seré por siempre jamás, una jovencita re mona.

Además que me gustó el título porque obviamente insinuaba dos posibles líneas dramáticas, el gorazo juvenil, con bulling y quizás salvar el pellejo cometiendo algunos asesinatos. O el despertar sexual, que tanto importa a los gringos, que no vaya a ser cosa que llegues a los 20 años sin haberte desvirginado. O que la temática fuera de amor, amigos, lealtad, problemas, reconciliación. También podría versar, que son las que menos me gustan del género, las cómicas un tanto vulgares, como Nerds, Porkis y cosas afines, de Scary movie, Sé lo que hicieron el verano pasado, Crew, etc. Prefiero las anteriores a ojos cerrados. Aunque no negaré que para saber qué me gusta y qué no, es porque todo, todo, todas, ya las he visto.

Pero entrando en materia sobre The edge of seventeen, digamos que los cinco primeros minutos, son los que te darán una radiografía rápida sobre qué versara la película. En lo personal me gustaron esos minutos previos, como que la línea que tendría me atrajo. Si bien nunca fui en mis años de escuela, secundaria y prepa, la más famosa, ni la más popular, tampoco fui objeto de bulling, sino más bien, en la primaria la que protegía a sus compañeros débiles, fueran hombres y mujeres. Después en la secundaria, sufriría un poco con demasiadas mujeres a mi alrededor, ya que si bien soy del gremio, confieso que en masa las detesto más que un poco, tanta energía similar, hace daño. Y ya el año que tuve de prepa y los dos de enseñanza media en Chile, fueron más equilibrados y sumaron, todos, a la nostalgia por hermosos tiempos vividos de juventud. No tengo ningún reclamo sobre esos 18 años primeros de la vida en realidad.

¿Será por eso que me gusta tanto la juventud? o ¿será porque como decía mi padre nunca he dejado de ser una Peter pana? A saber, ojalá que sí, porque la verdad crecer es una lata, porque vienen las obligaciones, los deberes, guacala. La vida juvenil, bajo la supervisión y mantención de nuestros padres, abuelos, tíos o quien sea el que se o la que se, haga cargo de uno, es lo mejor. Lo digo con certeza de vida, ahora que soy grande.

El asunto es que The edge of seventeen, trata sobre la vida diametralmente opuesta a la mía, que vive o padece más bien, Nadine. Una chica que nunca gustó del colegio, porque no se hallaba, la dejaban de lado, no logró integrarse. Mientras su hermano mayor, Darian, era el guapo, el popular, el exitoso, lleno y rodeado de amigos y amado por las chicas. Y al parecer, no había mucha solidaridad entre hermanos, como para que el uno, le echara una mano a la otra.

Para colmo, a temprana juventud, el padre de ambos muere y la vida se va al carajo, porque evidentemente el papá era el partner de Nadine y la mamá, de Darian. Entonces desde ese momento en más, la existencia de esta chica, se transforma en un vía crucis, o al menos eso es lo que ella siente. Por suerte, en su niñez, conoce a Krista, una chica buena, bondadosa si las hay, que se transforma en su única y mejor amiga. Y como sabrán si leyeron la sinopsis, el problema, climax, acción de la historia, surge cuando esta chica se involucra sentimentalmente con el hermano de su amiga….

Que la verdad eso debería estar negado, prohibido, vetado, en las leyes naturales de la vida. Creo que es de las cosas que puede enturbiar una amistad. El único pero que podría encontrarle a la historia, que después lo pensé mejor y en realidad es como su gracia (jajaja), es la personalidad de la protagonista, que es realmente insoportable….. a veces, habla mucho y tiene esa cosa que es como una vieja chica y entonces siempre dice cosas raras. Una amiga una vez me dijo que cuando a uno le molesta, sin razón aparente, algo de alguien, es porque en realidad ese alguien, refleja algo que es propio de tu personalidad. Mocos. Obvio poh, si para rara, llámenme por teléfono, claro que por lo de hablar mucho, ahí se dirigen con mi sisterna Manucita, aunque tengo amigos que consideran que yo también parloteo sin parar. De chica, un amigo que yo amaba, me decía “Colomba – Chalenller, la única persona capaz de hablar cien mil palabras por minuto”, con el tiempo descubrí que era un majadero y dejó de ser mi amigo y mi amor (jajaja).

Pero bueno, el tema es que Nadine, a veces se hace insoportable en la cinta, pero después vamos dándonos cuenta, que es una chica insegura, asustada, que le falta mucho camino por recorrer y que esa manera de hablar hasta por los codos y de decir cosas tan raras o desubicadas, es su forma de manejar la timídez. Entonces, sucede que le tomas un cariño y sientes como penita por ella. En mi caso confieso que además, me encontré muy parecida en muchas cosas con ella, sobre todo las que tenían que ver con la interacción hombre mujer.

Solo que los gringos y gringas, tienen esa manera tan particular de ver la vida, como si fuera una escalera, en la que por cada peldaño vas ganando puntos y en estos está alcanzar la vejez, superar a los padres, tener un auto en el high school, después perder la virginidad o más bien siempre perder la virginidad y tener mucho sexo, tomar cerveza, fumar marihuana. Digamos que por suerte, mi vida de latinoamericana, no ha sido en lo absoluto así, no tengo metas por cumplir porque creo que tendría que pegarme un tiro en la frustración de las incumplidas jajaja.

El otro pero, que en parte es muy gringo y últimamente me he dado cuenta que también es muy humano, es esta cosa, de si no tienes pololo, novio, polola, novia, estás OUT, eres lo más cercano a un looser y si sales de una relación, debes entrar a otra “rápidito, rápidito”. Me cago en esa filosofía, onda como dice el estribillo de la canción de un amigo “Desde hace tiempo deje de pensar / Lo poco que te debió importar /Abandonarme ahora estoy con alguien mejor”. Odio eso de vivir a las cambiaditas, sin pasar su rato en introspección poh!!! Como si lo vivido, gozado y sufrido, fuera material de desecho para pasar a la siguiente, por favor.

En fin elucubraciones producto de una movie, es buena señal, sin lugar a dudas jajaja. Final de cuentas The edge of seventeen, me encantó, la disfruté los 102 minutos que duró. Así como rememorar la relación de Nadine, con su profesor de historia, yo también tuve uno, pero en la primaria, que era mi consejero, guía, jamás estuve enamorada de él, simplemente era un amigo viejo, que sentía me quería y protegía y como siempre fui azotada, necesité mucha orientación, porque en verdad me parecía mucho a Nadine, por la vida escolar, sino por la personal jajaja. Así que los invito a ojos cerrados a que la busquen.
Totalmente recomendada!!!

Datología
Qué: Comentario de cine: The edge of seventeen.
*Quién: Colomba Orrego Sánchez.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *