Series policiales de Netflix: El marginal.

* Por Colomba Orrego Sánchez.

A la serie “El marginal”, llegué por mi amigo Bosco González, como él tenía Netflix, la veíamos en su casa cuando me invitaba. Después quedé tal de atrapada, que tuve que hacerme de aquel sistema para continuar viéndola. Es que es realmente tan, pero tan buena, además de violenta, que una vez que comienzas a verla, no podrás parar hasta el final.

Varias cosas me pasaron, mientras la veía, pero la principal que hizo seguir hasta el final, es que las series, películas, documentales, algunas teleseries, argentinas, son tan buenas, buenos sus guionistas, las ideas, qué decir las ambientaciones, las actuaciones.

Dos, que podría ser el pero, que más bien me hizo pensar si de verdad quería continuar viéndola, fue lo violenta, la violencia, pero para hablar de eso, tengo que contextualizarles la historia.

La sinopsis:
Miguel Palacios, entra con una identidad falsa a la Cárcel de San Onofre, una de las prisiones más horrendas de la capital bonaerense, acusado de haber asesinado a dos personas. Al poco andar, descubriremos que en realidad está ahí, bajo el nombre de Pastor Peña, porque es un policía encubierto, intentando descubrir dónde está secuestrada la hija de un juez de la nación.
Así es como Pastor Peña, tendrá que hacer vínculos, amistad, enemistades, engaños, para mantenerse con vida y en las mejores condiciones posibles en ese lugar.

Sobre la serie.
Es decir, estamos ante una serie de cárceles, que en lo personal me cargan justamente, por el exceso de violencia que alojan. Pero también estaba el dato no menor, que el elenco me gustaba mucho, qué decir de Juan Minujin, quien interpreta a Pastor, Marina Gusman, que interpreta el rol de la asistente social, con quien Pastor, se involucra sentimentalmente.

Y es que por suerte a la violencia la superamos con buenas actuaciones como las de Claudio Rissi, Gerardo Romano, Abel Ayala. En el transcurso de la historia, nuestro marginal, irá adentrándose en el mundo intracarcelario, que verdaderamente es una soberana mierda, la corrupción es tal como afuera, solo que sin que puedas escapar.


Los presos más antiguos, han traspasado obstáculos inimaginados y actualmente son dueños y señores de la mafia a interior del recinto penitenciario. Meten putas, venden droga, salen para asesinar por encargo, secuestrar por ejemplo también.

La serie que fue hecha sin pensar en el futuro, consta de 26 capítulos. Y sin lugar a dudas, pese a todo lo que no dan ganas de continuar la historia, la vertiginosidad con la que es contada, sumado a las buenas actuaciones, te transforma en un adicto al marginal, porque quedas pensándola por horas, hasta la siguiente vez que la miras. Y cuando estas en ello, no quieres parar, la dinámica, el enterarte de cosas, sentir que estas ahí, por suerte como observador, pero hay tanto por contar, tanto que pasa en cada capítulo, que uno quiere más y más. Y así sucedió que al finalizar la serie, me quedé, como tantas otras veces, con la sensación de vacío, ausencia. Que sucede cuando has visto algo muy bueno.

Sumemos además la banda sonora, muy actual, entre hip hop y la música barrio bravo que suena entre los jóvenes, pegajosa la letra, el sonido también, bien hecho el trabajo sin lugar a dudas, un poco que nos sacamos el sombrero o la cachucha ante Sebastián Ortega y Adrian Caetano, creadores y directores de la serie.

De Juan Minujin.

De azares está hecha la vida y en la personal, confieso que cada vez me gusta más Juan Minujin. Actor argentino, el protagonista indiscutible de El Marginal, a quien conocí, a través y gracias a mi sisterna Manucita, que lo ama hace años.

Juan Minujin, llega a la actuación porque la versatilidad es lo suyo. Todo comenzó bailando, formó parte de la compañía de danza “El Descueve” y “De la guarda”, de la mano de Ana Frenkel. Y de esa experiencia, la capacidad impresionante de saltar, correr, moverse, con una soltura digna, de un bailarín.

Después vendría el cine con su ópera prima “Vaquero”, un proyecto bastante personal, que no me interesó en lo más mínimo, pero no todo te tiene que gustar poh. Después vendría El marginal, que lo filmaron pensando siempre en Netflix y por tal, si no pertenecías a ese mundo, no conocías a nadie. Como pasó también con el actor uruguayo que interpreta a “Diosito”, que no lo conocía nadie antes y vaya que sí después. Tal es así que Minujin, lanza carrera a la TV, siempre de la mano de Underground, la productora liderada por los hermanos Ortega (hijos de Palito Ortega) y comienza el éxito en teleseries para no parar más.

Mirándolo en perspectiva y con varias series y qué decir teleseries argentinas, en el cuerpo, debo decir que cada uno de los actores de El Marginal, son soberbios. Aquello tan recontra agradable que sucede con las producciones trasandinas, a menos que sean de facturación Cris Morena, que hace puras porquerías. Grandotes actores e inmensas actrices, que al contemplarlos uno como espectador, olvida que hay una pantalla que nos separa, porque la naturalidad, frescura, el encariñarse hasta con los roles más detestables, eso es sin duda, cosa que se da como pan caliente en la Argentina. Bien por ellos y felicidades para nosotres, los que vemos sus producciones. Son los momentos en que agradezco haber sido y ser, una adicta completa a la TV.

Lo bueno de las series éxito, es que en versión precuela, ya están trasmitiendo la segunda temporada. Lo que sí y sin contarles el final de la primera, les diré que como bien digo, es precuela y no continuación precisamente, no por ello menos álgida, adrenalínica. Más actores que se suman al reparto, como Esteban Lamothe, Verónica Llinás, entre otros.

Véala y juzguen por ustedes mismos, para mí está totalmente recomendada!!!

Datología
Qué: Comentario serie policial “El marginal” por Netflix.

* Quién: Colomba Orrego Sánchez.

Cuándo: Quieras.
Dónde: Netflix.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *