“Enredadera de la memoria” se instala en cuartel de detención y tortura de la armada, en Valparaíso.

* Por Guillermo Correa Camiroaga.

A finales de junio, finalmente se instaló la sexta placa de la “Enredadera de la Memoria”, en el emblemático Cuartel Silva Palma de la Armada de Chile, lugar en donde estuvieron detenidos y sufrieron aberrantes torturas cientos de mujeres y hombres, muchachas y jóvenes, niñas y niños, al amparo del Terrorismo de Estado de la dictadura cívico militar instalada a partir del 11 de septiembre de 1973.

Pero también en este cuartel estuvieron detenidos y fueron torturados en agosto de 1973 los Marinos Antigolpistas que denunciaron las maniobras sediciosas del alto mando de la Armada de Chile y trataron de oponer resistencia al movimiento sedicioso que se fraguaba en contra del Presidente Salvador Allende.

La historia de la enredadera de la memoria.
La “Ruta de la Memoria” comenzó a estructurarse en al año 2014, participando en esta iniciativa el entonces Consejo de la Cultura y de las Artes, la Mesa de Cultura, Memoria y Derechos Humanos de la V Región, la Universidad de Playa Ancha y el Parque Cultural de Valparaíso ( Ex Cárcel). Posteriormente, el año 2016, se realizó un concurso público para materializar en una placa un símbolo que se replicara en cada uno de los Sitios de Memoria que se fueran señalando, lo que se tradujo en la imagen de la “Enredadera de la Memoria”, del Profesor de Artes Plásticas Leandro Silva, Académico de la Universidad de Playa Ancha. Desde esa fecha en adelante la “Enredadera” ha sido instalada en cinco Sitios de Memoria, en el largo camino destinado a señalizar los numerosos lugares de detención, prisión política y tortura que se establecieron a lo largo y ancho de nuestra región desde el golpe de estado de 1973.

A través de un convenio de colaboración y transferencia financiado por la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de la Región de Valparaíso, ha impulsado la ruta de la memoria, inaugurando en distintos territorios de la Región de Valparaíso la escultura “Enredadera de la Memoria”, del artista local Leandro Silva.

Esta acción de visualización comenzó el año pasado cuando se instaló esta misma obra en el frontis del ex Liceo N°2 de Avenida Brasil, hoy Matilde Brandau de Ross; continuó con el reconocimiento en Isla Riesco en Colliguay; Las Coimas en San Felipe; Parque Cultural de Valparaíso y recientemente en la playa La Ballena, comuna de La Ligua, donde recordamos la memoria de la compañera Marta Ugarte, todos financiados con recursos a través del Ministerio.

El memorial, contribuye a la educación en la promoción de los derechos humanos del conjunto de la sociedad y un reconocimiento público a las víctimas de violencia política en la región.
Concretar una parte de este proyecto, colocando una placa que recuerde a las generaciones presentes y futuras de nuestra región y a quienes nos visiten, de su significado más profundo de lo que aquí nos sucedió a miles de expresas y presos políticos, de detenidos desaparecidos y desaparecidas, y ejecutados y ejecutadas, es un imperativo ético y moral ineludible, ya que de ellos depende que las atrocidades cometidas por agentes del Estado, integrantes de las Fuerzas Armadas no lo vuelvan a cometer a ningún ser humano, bajo ninguna circunstancia.

La historia del lugar.
La importancia histórica que tiene este lugar data del siglo XIX, construido como resguardo y protección militar frente a potenciales fuerzas invasoras que amenazaran nuestra soberanía nacional, pero paradójicamente la Marina lo usó sucesivamente como lugar de reclusión de los representantes de todas las causas que se manifestaron a favor del sistema democrático.
Es así como fueron recluidos en este lugar los partidarios del Presidente Balmaceda, por defender la riqueza que le robaba al país la explotación del salitre, oponiéndose a los intereses del Imperialismo Inglés respecto a esa dorada materia prima.

También fueron recluidos los Marinos que participaron en la Revolución de la Escuadra de 1931, manifestación política de rebeldía frente al empobrecimiento generalizado que sufrió nuestro pueblo a raíz de la crisis mundial de la economía del 1929, frente a la cual la oligarquía nacional dio la espalda desentendiéndose del problema.

Así también pasaron por este recinto de represión el año 1961, los Marinos de la Escuela de Ingeniería Naval, quienes se rebelaron por el maltrato a su condición de personas y atropello a su dignidad, que daba la oficialidad y mando a la marinería.

Lo que se lee en la placa.
¡Hola caminante!, que recorres este cerro, te cuento que: este es el “Cuartel Silva Palma”, que fue lugar de dolor, tortura y prisión, para niñas y niños, mujeres y hombres. Quienes soñaron por un Chile más justo, con más paz social, fundado en la fraternidad. De las mujeres y los hombres de nuestro Pueblo, Mestizo, Mapuche y de Inmigrantes. Aquí, en estas dependencias, la Armada de Chile, rompiendo sus juramentos, traicionó a Cochrane, Prat, Condell y al Joven Grumete que dio su vida por una Patria en Libertad. Deslealtad que perdura hasta hoy, por su acción cobarde y artera en un 11 de septiembre de 1973, y por su silencio indigno para hombres que se dicen “de honor”.
Memorial, dedicado a nuestras compañeras y compañeros Detenidos Desaparecidos y Ejecutados, a los más de 400 mil chilenos, latinoamericanos y extranjeros, a las mujeres, niños, hombres y ancianos golpeados por la represión cívico-militar.

Datología
Qué: “Enredadera de la memoria” se instala en cuarte de detención y tortura de la Armada de Valparaíso.
Cuándo: finales de junio.
* Quién: Guillermo Correa Camiroaga. Representante organizaciones de derechos humanos, Valparaíso.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *