Escultura de Rebeca Matte entra a restuaración.

La obra Unidos en la gloria y en la muerte (Ca. 1930), ubicada en el frontis del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), fue trasladada a un taller especializado para dar inicio en julio al proceso de restauración, que culminará aproximadamente en tres meses.

El 30 de junio, tras la aprobación de la propuesta de restauración; la obtención de los permisos por parte del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) y la Municipalidad de Santiago; y la gestión de los fondos necesarios, se dará inicio al proceso de restauración de la escultura Unidos en la gloria y en la muerte y de su base de piedra, dañadas en febrero de este año con maquinaria pesada que desarrollaba trabajos para deshabilitar el perímetro de la Fórmula E. Ante lo ocurrido, se debió cubrir esta emblemática creación de la artista chilena Rebeca Matte (1875 – 1929), con una tela sintética especial para proteger este tipo de piezas, así como instalar un muro protector para evitar más daños.


El procedimiento será financiado a través de los seguros contratados por la empresa a cargo de la organización de la Fórmula E, que desde un principio apoyó en todas las gestiones.
Con el fin de contar con las condiciones de seguridad requeridas y poder trabajar adecuadamente, la obra será trasladada al Taller Montes Becker, expertos en el tratamiento de piezas patrimoniales de bronce con una extensa trayectoria en diversos monumentos, como La fuente alemana del Parque Forestal. Su propuesta fue aprobada por representantes del CMN, la Municipalidad de Santiago, el Centro Nacional de Conservación y Restauración, y el MNBA.

Para el desmontaje, traslado y posterior re-montaje, se contrataron seguros y se tomaron medidas para seguir las normas de conservación y manipulación, entre las que se cuentan un registro fotográfico y de video, así como visitas regulares de las expertas del MNBA al taller.

“Podemos asegurar que se han cumplido todas las etapas necesarias que requiere una situación tan compleja como esta, que involucra a tantos actores y en plazos que no son breves, ya que para cada gestión se debía presentar documentación exhaustiva. Tuvimos que coordinar acciones con expertos, asesores legales, autoridades, peritos, aseguradoras y liquidadoras, ya que estamos hablando de un bien que es Monumento Nacional”, agrega el director del MNBA, Roberto Farriol.

Sobre los trabajos.

La restauración contempla el envío de una muestra al laboratorio para determinar la aleación de bronce que la compone y elegir el material con el que serán soldadas las piezas. “Se sellarán las grietas y se restituirá el pie de una de las figuras, que se rasgó y hubo que retirar. Además, se recolocará el metal en posición para permitir la juntura del desgarro en la zona del ala de una de las figuras. También se limpiará cuidadosamente la obra y se le volverá a aplicar una pátina. Por último se protegerá con un químico especial”, agrega la encargada de colecciones del MNBA, Carolina Barra.

El plinto de piedra, que es propiedad de la Municipalidad de Santiago, será limpiado y se removerá su trizadura, para poder reintegrarla. Finalmente, se aplicarán líquidos antigrafiti, antimanchas e hidro-repelentes.

Datología
Qué: Escultura de Rebeca Matte, fue trasladada para su restauración.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *