Museo Histórico Nacional conmemora el otro Bicentenario con la exposición “Hijos de la Libertad”.

A 200 años de la decisiva Batalla de Maipú, con la que culmina el proceso independentista del país, el MHN propone con una muestra una reflexión por los distintos discursos de la libertad a lo largo del tiempo.

 
Hasta el 17 de junio se exhibirá en el Salón Gobernador “Hijos de la Libertad. 200 años de Independencia”, la primera de tres muestras temporales con que el MHN conmemorará el proceso independentista chileno, que comienza en 1810 con la formación de la Primera Junta de Gobierno y culmina en 1818 con el hito político de la firma de la Declaración de Independencia y la gesta militar de la Batalla de Maipú.

 

 
Pablo Andrade, director del Museo, expresa con esta exposición que “hablamos del ‘Otro Bicentenario’, distinto a la celebración de 2010, porque es el momento de culminación de un proceso largo, que no fue inmediato, y que estuvo compuesto de diversos actos políticos”.
La muestra propone una reflexión sobre los distintos usos e interpretaciones que se ha dado a la idea de libertad a lo largo del tiempo y cómo eso se reflejó en las costumbres sociales, la cultura y la actividad política en tres temporalidades: independencia, centenario y bicentenario. Está asociada al color rojo, mientras que las siguientes Fraternidad e Igualdad lo estarán al blanco y azul, respectivamente.
“Hijos de la Libertad” recoge reflexiones sobre el concepto hechas a lo largo de la historia, desde Fray Camilo Henríquez, fundador de la Aurora de Chile, hasta la expresidenta Michelle Bachelet, junto con las de Martin Luther King y otros líderes internacionales. “Desde 1810, no hay actor en el ámbito de lo público que no hable de libertad, interpretándola cada uno a su manera.
El nombre de la exposición alude a lo relatado por Benjamín Vicuña Mackenna en sus diarios de viaje como embajador: “A esta especial i casi aislada posición geográfica, i a su formación montañosa, han atribuido a la par los historiadores i naturalistas, el amor a la libertad e independencia que muestran sus hijos, sentimientos que parece común a los pueblos que viven por si mismos, i para si mismos…”.

 
Destacados.
En la exhibición destaca el regreso de “La batalla de Maipú”, del pintor romántico Maurice Rugendas, obra que pertenece a la colección del MHN y que está en préstamo en el Palacio de La Moneda desde los años ’80. Además de la obra original, que retornará a La Moneda en cuanto cierre la muestra, se mostrará una versión “intervenida” con una interpretación del ideario libertario que manejarían entonces los protagonistas de los hechos. Otro símbolo que estará presente es la columna de la libertad, observable en varias piezas de la independencia y muy usada por la masonería, que en el Centenario es resignificada a través de la figura del héroe o heroína, con postales protagonizadas por mujeres.

 
La exposición pone énfasis en los giros claves de la noción de libertad, que se contrae y amplía desde lo solemne a lo masivo, de lo permanente a lo desechable, de lo manual a lo virtual, de lo ornamental a lo funcional. Como relata Luis Alegría, “estos tránsitos son más evidentes en los 100 años que transcurren entre el Centenario y el Bicentenario, porque entre 1818 y 1918 Chile se parece mucho política, social y culturalmente”. De ello darán cuenta, entre otras piezas, una selección de vestuario representativo de los tres períodos: de seda, lana y fibra sintética.

 
Datología
Qué: Museo Histórico Nacional conmemora el otro Bicentenario con la exposición “Hijos de la Libertad”.
Cuándo: Hasta el 17 de junio.
Dónde: Museo Histórico Nacional, Plaza de Armas, Santiago.

Entrada: Liberada.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *