Sala de Arte de Las Condes: Marti Gusinde, El espíritu de los hombres de tierra del fuego.

Hasta el 12 de mayo estará exhibiéndose la exposición “Martin Gusinde, El espíritu de los hombres de tierra del fuego”, en la Sala de Arte de Las Condes, que se complementa con una charla de la investigadora Marisol Palma; exhibición de documentales y un cortometraje animado, cuentacuentos, visitas guiadas y exhibición y venta de libros relacionados con el tema.

 

 

Sobre la exposición.
La exposición Martin Gusinde, el espíritu de los hombres de Tierra del fuego, es la más extensa que se haya realizado en Chile de las fotografías captadas por el sacerdote y antropólogo de origen alemán, uno de los escasos registros que se conservan de los pueblos kawésqar, Selk’nam y yagán.
La exposición más de 145 fotografías ya ha recorrido Europa, Japón y Sudamérica. Inició su itinerancia en 2015 en los Encuentros Internacionales de Fotografía de Arles, Francia, y ahora después de nuestro país estará presente en Colombia.

 


Las imágenes, tomadas por el antropólogo con placas de vidrio a principios del siglo XX, se conservan en el Anthropos Institut de Alemania. La curatoría corresponde a Christine Barthe y Xavier Barral, encargados de los archivos de fotografía del Musée du Quai Branly de Paris, y al editor Xavier Barral, autor del libro homónimo que dio origen a la exposición itinerante.
Con la gestión de Verónica Besnier, la exhibición cuenta con el apoyo del Antropos Institut, Region Ile de France, el Instituto de Cultura Francés, la Embajada de Francia en nuestro país, y CEXLA (Corporación de ex alumnos del Liceo Alemán de Santiago).
La exposición se complementará con documentales, música, charlas y visitas guiadas, que den cuenta del indiscutible valor patrimonial de las etnias fueguinas.
Con esta muestra, se puede aquilatar la importancia del trabajo realizado por el misionero germano, quien llegó a Chile en 1912. Entre 1918 y 1924, Gusinde realizó cuatro expediciones a Tierra del Fuego, documentando, a través de escritos y fotografías, la cultura material y espiritual de estas etnias.
Tener acceso hoy a este material es realmente un privilegio, ya que se trata de piezas únicas que se han convertido en la principal fuente para conocer a nuestros pueblos originarios.
El aislamiento de Gusinde en estos parajes del fin del mundo, otorga a su trabajo una particular singularidad y una profundidad extraordinaria. Produce con el apoyo de un sistema fotográfico “portátil” (para los estándares de la época), más de un millar de fotografías, un acervo que constituye un árbol genealógico y social de estas comunidades.
A diferencia de sus contemporáneos, Gusinde fotografía el cuerpo en sus manifestaciones más extraordinarias, adornados con plumas y tocados de corteza de árbol, con pieles de guanaco y cubiertos de pinturas rituales. Fotografiados en un entorno azotado por fuertes vientos, lluvias o cubiertos de nieve, en medio de una naturaleza descrita por Darwin como dura e inhóspita, enmarcados en actitudes codificadas por el rito, estos pueblos del fin del mundo son el testimonio de una sociedad en su fase crepuscular.
Las fotografías de Martin Gusinde son, en sí mismas, una experiencia visual deslumbrante, un monumento en dos dimensiones a la memoria de los pueblos fueguinos, un testimonio único dotado de una potencia excepcional.

 


Sobre Mart Gusinde.
Testigo del ocaso de los hombres de la Tierra del Fuego, diezmados por el agresivo contacto con la civilización occidental y al borde de la extinción, el sacerdote y antropólogo alemán Martín Gusinde rescató para la memoria la vida de las etnias más australes del mundo…
Nació en Breslau en 1886 e ingresó en su juventud a la Congregación del Verbo Divino, caracterizada por su énfasis misionero en las regiones más apartadas del mundo.
Tras ordenarse sacerdote en 1911, al año siguiente fue destinado a Chile para trabajar como profesor de ciencias naturales en el Liceo Alemán de Santiago. En 1912, comenzó a trabajar en el recientemente creado Museo de Etnología y Antropología de Chile, junto a Max Uhle y Aureliano Oyarzún.
Una de sus primeras labores fue el estudio de una colección de objetos de Isla de Pascua depositados en el museo, labor que complementó con una acabada bibliografía sobre el tema.
Al mismo tiempo, realizó exploraciones arqueológicas en compañía de Aureliano Oyarzún, con la finalidad de reunir colecciones para el museo. Entre 1916 y 1917, Gusinde realizó un largo viaje hacia la región de la Araucanía, con la intención de reunir nuevas colecciones etnográficas para el museo y realizar trabajo de campo en las comunidades mapuche.
Entre 1918 y 1924, Gusinde llevó a cabo cuatro expediciones a Tierra del Fuego, realizando un detenido y minucioso estudio de la cultura de los selk’nam, yámanas y kawéskar. Durante sus viajes, Gusinde denunció con energía el exterminio de los pueblos patagónicos por colonos, estancieros y aventureros blancos, tomó cientos de fotografías y notas de campo sobre la vida cotidiana y los ritos y ceremonias de esas etnias, y reunió una gran colección de objetos etnográficos.
En 1924, Gusinde abandonó el país para retornar a Viena y comenzar a escribir su gran obra sobre las tribus fueguinas, labor que le tomó más de cuarenta años.

 
Datología
Qué: Marti Gusinde: El espíritu de los hombres de tierra del fuego.
Dònde: Sala de Arte Las Condes, Apoquindo 3300 piso 2.
Cuando: Hasta el 12 de mayo.
Horario: Lunes a viernes, 10:00 a 19:00 horas / Sábado, 10:00 a 14:00 horas.
Entrada: Liberada

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *