Sección Tv Paga: El periodista, la vida de Ben Bradlee.

* Por Colomba Orrego Sánchez.

 
Lo que más me gusta del cine y en sus géneros, el documental, es cuando me encuentro con ellos, de manera casual. Así me pasó cuando descubrí, lo que se dice, paseándome por los canales, cuando llegué hasta HBO y di con “The newspaperman: The life and times of Ben Bradlee”, tremenda historia, real, increíble. De esos momentos en que te acuerdas que eres periodista, de profesión y que alguna vez soñaste que querías ser la mejor y después caes abruptamente a la realidad y pues para no pagar el sicólogo, bueno es ensoñar a otros, los que llegaron lejos y con toda la ética del mundo.

 
En materia de rectitud, ética, normas, y mucha oda activa al pluralismo y la libertad de expresión, nace en Boston, en 1922, Ben Bradlee, quien en su juventud, cuando estaba por ingresar a Harvard, fue objeto de investigación, determinando que su coeficiente intelectual era tan impresionante que daría qué hablar, sin lugar a dudas. Iba a escribir “de esos hombres y mujeres que ya no existen”, pero me acordé de varios nombres de periodistas, grandes periodistas, latinoamericanos y en versión ombligo, aprovecho para pasar una propaganda para un joven periodista, de los que se distinguen por sus hazañas, descubrimientos que traducen en investigaciones o/u libros: Mauricio Weibel y ya que estamos les anuncio que estoy difundiendo por las redes sociales el siguiente slogan:  #WeibelPremioNacionaldePeriodismo.

 

Pero eso es tema de otro baile.

Prosigamos con Ben Bradlee. Y es que todo cuanto diga de este documental, que lo haré, deben saber que me quedaré corta, porque mientras lo miraba absorta y muda quedé y hasta me dieron ganas de volver a estudiar jajaja.


Tan muda y absorta quedé que escribir también me costó. Escribir y recomendar sobre este documentalazo, que la señal HBO, está trasmitiendo. Y es que en materias de contárselos, explicitar las sensaciones, lo que cruzó por mi mente…. creo que de intentarlo, nos amanecemos.

 
Puedo decirlo, sin temor a la vergüenza de asumir lo poco que sé del mundo, del que sucedió en el siglo XX y sin embargo….. Sabía, bien aprendido por lectura de libro y vista la película sobre el caso “Watergate”, pero ígnora de mi no hile más fino, para caer en cuentas que detrás de todo buen periodista que husmea un tema, si trabaja en un medio de comunicación, editor o editora debe haber…. y aquí en la versión de los micrófonos dispuestos a placer en la Casa Blanca, para el período presidencial de Richard Nixon y que dio historia a “Watergate”, existió un periodista sagaz si los hay, intrépido, ético, pulcro, que batía y batía las alas de la libertad de expresión: Ben Bradlee.

 

 

Si usara sombrero me lo sacaba, previa inclinación corpórea para reverencia hacerle. Lo bueno de la vida, es que lo que no supiste en algún momento equis, puede que suceda en otro. En mi caso, antes de morir, me enteré y eso me da una alegría extrema. Quizás podría decir para no castigarme tanto, que los conocimientos llegan cuando tienen que ocurrir. Sé que los míos van en velocidad de tortuga, porque mientras todos se enteraban, yo estaba en otros menesteres ¿y qué tanto? Ahora lo sé y pude armar el puzzle, entender historias, muchos por qués disolviéndose en mi cabeza y como se dice en México, muchos veinte cayéndole a mis flojas neuronas.

 

Si le interesa el asunto técnico del film, les contaré que fue realizado el 2017, es emitido por la señal HBO y su director es Jonh Maggio.

 
Más del documental.
Final de cuentas tener la oportunidad, casual, de haber visto este documental y conocer vida y obra de Bradlee un periodista de esos que ya no quedan. Y conocer parajes de su vida, privada y pública, de las noticias que le dieron fama, fortuna, reconocimiento e intentaron hundirlo. Ahora está en cartelera una cinta The Post, con Tom Hanks, el muy patudo (fresco) intentando interpretar a Ben Bradlee ¿cómo tal desfachatez? Que hombre mal actor y republicano, pretenda captar la esencia de este venerable hombre Ben Bradlee. La vida no deja de dar sorpresas.

 
A este mundo del siglo XXI, le falta un periodista, editor, y obviamente un diario, como Washington Post y un Bradlee, porque al hijo de puta, Nixon antes, Trump ahora, lo tenemos. Pero quizás ese es nuestro pecado, si en él crees, no somos nadie, no merecemos estar a la altura de personajazos como Bradlee, no hay ética, no hay medios de comunicación, la primera enmienda se la pasaron por aquella parte hace rato, todos los días. Pero para la memoria, para las nostalgias de tiempos mejores, este documental es una brisa suave y fresca, de hombres grandes, de momentos importantes, de hechos históricos y yo estaba ahí para verlo.

 


En fin, intentaré bajar la dosis del remedio que me pone tan extrovertida, pero ustedes las y los lectores, no se les ocurra perderse este documental, la verdad, aprenderán o sumarán conocimientos, que ni se imaginan además de rememorar los tiempos en que el mundo todavía tenía para darnos, algo más que caca.

 
Datología

Qué: Comentario de Tv Paga: Documental: EL periodista, vida de Ben Bradlee.
*Quién: Colomba Orrego Sánchez, periodista y transcriptora.
Dónde: Señal HBO de la Tv Paga.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *