Abrazo de árbol: Acacio acacia blanca falsa acacia robinia.

* Por CRA.

Al hermoso espécimen de Acacio, acacia, me lo vine a encontrar en plena avenida 9 de julio, mientras esperaba el turno para cruzar, aquella enorme franja de autos, camiones, taxis y peatones, que atraviesa la ciudad de Buenos Aires, dicen los porteños. Entonces qué mejor que en la espera a por  mi turno, aprovechar el tiempo en tomarle fotos.

 

Es realmente un árbol hermoso y en un país como Argentina, donde la humedad es el pan de cada día, hay que decir que crece con mayor majestuosidad y esplendor.

 

Su altura es impresionante, el tronco precioso y la frondosidad de sus hojas, ramas y espinitas, es el mejor techo en el cual uno puede cubrirse del sol, la lluvia, más no sé de un rayo.

Después descubrí con gran placer que una de las calles que da ruta hacia mi casa, está enfilada al son de acacias, acacias, de tres puntas, de puntas alargadas y con flores blancas. Todos los tipos, todos, todos, y en sus diferencias, las bellezas saltan a la vista, invitando a dar clic, clic a la cámara e inmortalizar tanta hermosura.
Antecedentes.
Locus tree, false acacia.
Robinia Pseudo Acacia I. Fam.: Papilonáceas (Fabáceas).
El nombre genérico “Robinia” fue dado en honor de Jean Robin (1550-1629), herbolario de Enrique IV y de Luis XIII de Francia, y de su hijo, Vespasian Robin, quien cultivó este árbol por primera vez. El específico significa “falsa acacia”.

La acacia blanca es endémica de los montes Apalaches, del este de los Estados Unidos.

El género cuenta con 20 especies, todas originarias de Centro y Norteamérica, entre las que se hallan hermosos árboles productores de flores, como Robinia hispida, la acacia rosada.

 

Descripción.
Árbol de follaje caduco, que puede alcanzar de 20 a 25 m., de copa abierta con pocas ramas espinosas, tronco recto, recubierto de corteza gruesa y fisurada. Sistema radical fuerte y extendido.

Hojas caedizas, compuestas de 7 a 19 folíolos opuestos, ovalados, cada uno con una espinita y pubescentes cuando jóvenes. Pecioladas y con un par de espinas fuertes en la base.

 

Flores en racimos axilares colgantes de 10 a 20 cm. de largo, muy perfumadas. Cáliz verdoso acompañado y corola papilionada. Floración: octubre a noviembre.
Fruto: una vaina colgante lanceolado-obolonga, de 5 a 10 cm. de longitud, de color café castaño. Las semillas, en número de 4 a 10, son reniformes y negras.

 

 

El Acacio se propaga mediante semillas o por renuevos provenientes de la raíz. Es de crecimiento muy rápido, pudiendo hacerse invasor si las condiciones son apropiadas para ello. Especie extremadamente rústica, con pocos requerimientos especiales en cuanto al terreno donde se planta. Gusta del sol y soporta bien temperaturas extremas. Resiste podas drásticas.

Usos (salió a pasear la utilización humana).
Muy empleado en arborización de calles y avenidas y como especie ornamental en parques y jardines, especialmente en sus formas hortícolas, como las variedades Robinia pseudoacacia var. umbraculífera, sin espinas y de follaje más denso; var. Frisia, de hojas amarillo-doradas; var. semperflorens, con un período de floración más prolongado, etc.

 

 

La madera es de buena calidad; de color castaño verdoso, brillo suave y veteado hermoso y muy resistente a la humedad, que se emplea para postes de cercos y alambrados. Por su sistema radicular altamente resistente, se presenta como especie apropiada para forestar taludes, muros de contención, bordes de canales. etc.

 

Datología
Qué: Crónica Abrazo de árbol: Acacia.
*Quién: CRA.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *