Documental: “Arnoldo Camú y los combatientes allendistas”.

Por Colomba Orrego S.

A finales del memorable, doloroso e histórico, mes de septiembre, fui invitada por mi querida amiga, Viviana Stuardo, al mega estreno del documental “Arnoldo Camú y los combatientes allendistas”. Realmente un trabajo audivisual hermoso, importante, onda urgente, que me dejó marcando ocupado. Como no era un material que posterior al estreno, fuese a exhibirse en cines o pudiese comprarse en alguna parte, ya que fue realizado “entre amigos”: cineasta, la familia de Arnoldo Camú y otros, pensé que sólo podría comentarlo en mi blog de cine y contárselo a mi diario de vida.

Pero fue tal el éxito que tuvo aquella proyección, tanta la convocatoria, la sala (que era la Sazié, en Casa Central de la U. de Chile), estaba tan llena y el público aplaudió y aplaudió…. aplaudimos de pie. Y cómo no, si estábamos todos más emocionados que no sé qué. Un absoluto éxito, sumado a que esa noche, se realizó un conversatorio que ya simplemente fuimos de emoción, en emoción, de moco y llanto, a sonarnos los mocos y seguir emocionados llorando.

Y es que estábamos los “nosotros asistentes”, verdaderamente ávidos de saber más, más de ¿quiénes eran los combatientes allendistas?, de Arnoldo Camú, además de preguntar y consultar. Sumado a que todas y todos, expresaron, expresamos casi a coro, las ganas de comprarlo, para volver a verlo, compartirlo con otras y o tros. Y fue tal el impacto a por la recepción al docu, que esa misma noche, en la más “premio”, su director Sergio Arévalo, en complicidad con la familia Camú Parrau, decidieran subirlo a “vimeo”.

¿Qué es Vimeo? Un portal (como éste) especializado en subir trabajos audivisuales, que no están comercialmente disponibles. Para éste documental hay que poner así: Vimeo.com / De SergioArevaloMacias.
Además, prontamente estará en línea, a través de la plataforma del Consejo de la Cultura (CNCA) “OndaMedia”.
Y bueno, gracias a todos estos maravillosos logros, es que puedo comentarles de tamaño documental y no solo presumirles (jajajaj) y si le interesa pues ya sabe, puede verle.

Y para darle carácter de “urgente”, les cuento que el próximo martes 31 de octubre, a las 18:00 horas, se exhibira el documental en el Aula Magna de la Facultad de Derecho, de la U. de Chile. Ahora sí que el que la pierde, que se tire por el río…

Sobre el documental.
Pero volvamos a materia ¿les late?
“Arnoldo Camú y los combatientes allendistas”, fue realizado por Sergio Arévalo, quien en el estreno del documental contó que desconocía por completo la existencia de Camú y lo que fue para nuestro país y que justamente al saber de su historia, sintió que había que contar su historia para que muchos otros más como Arévalo, se enteraran.

Una que siempre mete el ego en alguna parte, sentí tal emoción de saber que yo (la más ignora del universo) sí que sabía, conocía la historia de Camú, justamente por boca del papá de mi amiga Vivi, Don Julio Stuardo. Porque Camú perteneció a ese grupo de verdaderos guerrilleros, no los que quedan en el bla, bla, sino los que realmente tomaron las armas, se unieron al Che en Bolivia, después regresaron a Chile y defendieron el gobierno de Allende. Unos grandes. Ese grupo de guerrilleros, en versión contemporánea de un Manuel Rodríguez, son los ELN, mejor conocidos como los “elenos”. Honor y gloria a los “Elenos”.

No sé ustedes pero siempre he tenido inclinación por los revolucionarios, aunque en lo personal, no manejo ni la honda y sin embargo Fidel Castro, el Che, Lenin, Trotsky, será por herencia de mi padre, supongo que sí, aunque a él sólo le gustaba Fidel y Lenin.

Arnoldo Camú Veloso.
Un hombrazo my dog, que hombre hermoso, guapo, digno, maravilloso.
Y en versión chilena, encuentro sublime a Camú, tan honorable, ético, fiel a sus ideales, pese a que a estas alturas de la vida, con todo lo sucedido tras el golpe militar de 1973 en Chile, como que miro más bien con escepticismo, la idea de una revolución armada en este país. Pero no por ello dejo de sentir gran orgullo y admiración, por todos aquellos quienes consecuentemente sí lo pensaron como vía y se prepararon y lucharon aquí y si no murieron en la lucha, fueron hacer de las mismas a Nicaragua, Salvador, otros países latinoamericanos donde las guerrillas sí alcanzaron éxito.

A diferencia de esos otros revolucionarios “de boca”, que seudo en las mismas lides, chantaron sus traseros tras un escritorio, aburguesando sus ideales y más bien sumándose en la vía de la corrupción, manoteo y robo. Pero para suerte de los que si bien no tomamos armas, pero nos enorgullecemos de los que sí, está este documental que nos cuenta, con lujo de detalles la vida y obra de Arnoldo Camú.

Volviendo a casa, digo al documental.
En materias de contar historias, el documental está dividido en dos partes: Arnoldo y Celsa.
En el primero, nos narra la vida de Camú, sus años de juventud, ideales, la vida en familia y cuando conoce al amor de su vida: Celsa y de ahí junto a ella, esta vida de ideales revolucionarios, los cuales son truncados, cuando el 24 de septiembre de 1973, después de una delación, Camú es detenido y asesinado, pasando a formar parte de la lista de los “ejecutados chilenos”. Y es entonces de ese momento en más, que le toca a Celsa, el turno de continuar desde sus posibilidades el legado de Arnoldo, además de criar y cuidar a sus dos hijos: Álvaro y Andrea.
En la segunda parte, la voz e imagen constante, es la de Celsa Parragues, quien nos cuenta su vida desde que conoce a Arnoldo, el amor y la revolución y como la materialización de los mismos ideales sociales, los invitaron a compartir la vida juntos.

La historia está tan bien contada y la vida de Arnoldo Camú y sus combatientes compañeros, es tan apasionante, que realmente uno, como espectador, no pierde pisada en toda la proyección. Sino que más bien lo que uno termina es extasiado de tanta información histórica y desconocida de la que se entera.

Si bien está hecho bajo el formato tradicional de cámara-director, preguntando al interlocutor que es o son, los únicos que aparecen en escena, los entrevistados y narradores de esta historia, como ya dije, son tantas las historias increíbles que estas personas cuentan, historias sucedidas en Chile, en Santiago, en nuestro país. Historias de valentía heavy, de procesos revolucionarios concretos, que uno pierde el aliento por casi hora y 20 minutos.

Porque todo lo que te cuentan, no lo está en libros y sin embargo es parte fundamental de los hechos de este país, de un periodo crucial como el golpe, sus primeros días y si le sumamos a que son las historias de vida de personajes contemporáneos, intachables, heroicos, grandes, maravillosos, de lo que ya ni se escucha, menos se sabe, pues qué mejor.

En lo personal, les diré que me gustó una frase que dice el hijo de Camú, sobre los guerrilleros como su padre, que dice que “no dieron sus vidas en la lucha, no, porque ellos no lucharon hasta morir o para morir, sino que para continuar vivos y poder disfrutar junto a la nación, las mejoras gestadas tras sus movimientos revolucionarios”…….

¿Quién fue Arnoldo Camú?
Por si no sabe quién era Arnoldo Camú, aquí un resumen cosa que si va a ver el documental, no llegue tan en pañales.
Se incorporó a la Federación Juvenil Socialista mientras estudiaba Derecho en las aulas de la Universidad de Chile. En 1960 viajó a Cuba a conocer el proceso revolucionario que estaba viviendo la Isla. Cinco años después integró una delegación de estudiantes al Congreso de Estudiantes por la Paz, que se iba a desarrollar en África. Durante la travesía, cayó asesinado Lumumba y debieron plantearse un nuevo itinerario, realizando una gira por países socialistas. Allí, sus convicciones se fortalecieron.

Tras recibirse, trabajó en el estudio jurídico que asesoraba a la Confederación de Trabajadores del Cobre, a los Empleados Bancarios y diversos sindicatos, como los de la Compañía de Aceros del Pacífico, Mademsa, Madeco, y los trabajadores del cuero y calzado, los panificadores, textiles y músicos de orquesta, entre otros gremios. Mientras capacitaba a dirigentes sindicales, desarrolló sus condiciones docentes y formativas en el seno de las organizaciones de trabajadores. Se había titulado con la tesis “Estudio crítico de la huelga en Chile”. El trabajo fue publicado en 1964 por la Editorial Jurídica de Chile.

El 11 de septiembre, en el marco de sus responsabilidades como jefe del Aparato Militar del PS, formó parte del grupo de militantes de izquierda que resistió el golpe en las inmediaciones de la Población La Legua y de las industrias Sumar e Indumet. Una vez concluidos esos combates, tomó la decisión de sumergirse en la clandestinidad y mantenerse en el país, trabajando en la reestructuración de la fuerza partidaria.

Camú además había sido uno de los principales fundadores de los “elenos”, una organización clandestina que se formó a mediados de los años 60 como “sección chilena” del Ejército de Liberación Nacional (ELN), del Comandante Ernesto Che Guevara con el objeto de desarrollar la lucha guerrillera en Bolivia con bases de apoyo en los países limítrofes, como Perú, Chile y Argentina.

Datología:
Qué: Comentario cinematográfico, documental “Arnoldo Camú y los combatientes allendistas”.
Dónde verlo: “vimeo”(Vimeo.com / De SergioArevaloMacias) – Consejo de la Cultura (CNCA) “OndaMedia”
31 de octubre, 18:00 horas, Aula Magna Facultad de Derecho, U. de Chile.

También te puede gustar...

3 Respuestas

  1. Patricia dijo:

    Ávido, de avidez. Hábido no existe.

  2. Andres Jose Vial Larrain dijo:

    Más allá de las correcciones ortográficas, buen comentario y bueno además, que los que no estuvimos en el estreno podamos acceder al material. Grande Colomba!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *