Serie “La Guerra y la Paz” en Film&Arts.

Por Colomba Orrego S.

Casi se me paralizó la cuchara cuando vi anunciado en la señal Film&Arts, del cable, tv paga, que durante octubre darían la serie “La guerra y la paz”, basada en la novela del mismo nombre y de la autoría de León Tolstoi.

Porque no están ustedes para saberlo más yo sí para contarles, que mi vida literaria ha funcionado al son de las novelas decimonónicas, a causa que mis padres eran un tanto mayores…

Y bueno mis primeras lecturas fueron “El idiota”, para que no dijeran que no sumábamos de otros países “El Conde de Montecristo”, “David Copperfield”, “Grandes Esperanzas”, “Oliverio Twist”, “Historia de dos ciudades”, entre otros.

Pero cuando ya no estaba tan chica y seguía apasionándome de sobremanera esa capacidad hermosa y reposada del detalle, a la oda, a la descripción, que autores como Tolstoi, Fiódor Dostoyevski, Dickens, Alexandre Dumas, que manejaban con una gracia infinita, más que la de la “Amada inmóvil”, comenzó a pasarme que cuando leía novelas de otros tiempos, dígase las lecturas contemporáneas (aunque en casa, siempre estábamos desfasados unos cincuenta años como mínimo, de lo que se leía en el mundo exterior), me costaba adentrarme en esas letras, igual devoré a García Márquez, Alejo Carpentier, pero extrañaba la descripción de tres o cuatro hojas, sobre una cortina, una habitación, una lámpara.

Entonces llegó el momento, como comenté, ya no tan joven, de leer “La guerra y la paz”. Por cosas de la vida, mi papá ya no estaba en este mundo para que disfrutara verme tumbada todo un verano, leyendo el mamotreto que él comprara en México, para prestárselo a cada una de sus hijas. Y realmente creo que fue el mejor verano de mi vida…

Me enamoré intensa y profundamente de Andrei Bolkosky, era lo que había estado buscando toda la vida, aunque en esos entonces la vida todavía se miraba hacia delante. Era un hombre, bien hombre, guapo, hermoso, sensible, valiente, sensible, que lloraba y no lo escondía, que escribía, que amaba y sufría, que era inteligente, sensible, culto, que leía o devoraba y devoraba letras, sensible, culto, hermoso, guapo. El pero es que sólo podíamos amarnos a través de las páginas de ese libro…

Pero nada impidió que hasta hoy ese amor siga vivo, presente, platónico, latente. Porque además de parabienes, Andrei era ruso, mí príncipe ruso, de mi amada Rusia, que después sería URSS. Que era un hombre valiente, que se fue a la guerra para defender a su patria, que escribía a la distancia, las cartas más sentidas y hermosas. Un hombre hermoso, amoroso, tierno, encantador, que sufría, leía, sufría, escribía. Digamos que en versión ego, estaba enamorada de él porque todo lo anterior, que sentía era la descripción perfecta (exceptuando lo de ir a la guerra) de quien creo ser yo (jijiji) modesta y modestia aparte.

Y me devoré a Andrei y al libro. Y desde la intensidad que me caracteriza, con perdón del Edmond Dantès (El Conde de Montecristo), con quien también viví un tórrido e intenso romance o mi amado, sensible, poético David Copperfield, que fue lo más parecido al primer amor y todos sus matices. Pues bien, pese a ellos, estoy segura que “La guerra y la paz” y por supuesto Andrei Bolkonsky, ha sido lo más mejor e intenso que me ha ocurrido en mucho tiempo.

Ensoñé tanto, tanto, hablaba a quien me quisiera escuchar de ese libro, de la historia, de Andrei, del amor, la guerra, la paz. Me acordé en versión de otro país de “Historia de dos ciudades” y con esa facilidad que he tenido siempre para confundir la realidad con la ficción, sentía que todo era uno mismo, que éramos todos los mismos, que nos uníamos por todas partes. Realmente que feliz que fui esos dos meses que demoré el leer “La guerra y la paz”.

Y como tradición familiar, le venía como anillo al dedo ver la película que existía, en ese entonces de la novela, como ya les comenté en mi casa lo “oldie” la llevaba, entonces estamos hablando de la cinta de 1956, protagonizada por Henry Fonda, Audrey Hepburn, Mel Ferrer, John Mills y Vittorio Gassman……..pero el pero horrendo para mí, es que a mi amado Andrei lo interpretaba Henry Fonda, que buena onda y ponte tu que tenía buena pinta y era buen actor, pero no calzaba en lo absoluto con la imagen que yo me había hecho de “mi Andrei”. Así que buena onda pero esquivé cada una de las propuestas para verla.

Además que ya me había pasado que tras leer una novela, veíamos la movie y la verdad que sentía que la novela era irremplazable…

Volviendo a la serie y señal de Tv cable.
Pues bien, volviendo a contexto de este escrito, les cuento que como este año se cumplen los 100 de la Revolución Rusa, no sé si han dado cuenta pero el que no anota en esa temática, onda que está out y pues la señal de Tv cable Film&Arts, no quiso quedar fuera y trae a su pantalla una extraordinaria superproducción: La Guerra y La Paz. Coproducida por The Weinstein Company (Pulp Fiction, Shakespeare in Love) y la BBC.

Esta miniserie de 8 episodios está basada en la obra cumbre de León Tolstói, cuya historia transcurre durante la invasión francesa de Rusia por Napoleón, a principios del siglo XIX.

Protagonizada estelarmente por Paul Dano, Lily James y James Norton, la trama arranca en los elegantes salones de San Petersburgo para presentar a los tres protagonistas y sus relaciones, que conforman un amplio fresco de la sociedad rusa de aquel tiempo que, como todos los clásicos, sigue siendo un espejo donde podemos mirarnos hoy.

Pierre, el hijo ilegítimo de un conde e inicialmente fascinado a contracorriente por los valores de la Revolución Francesa; la vivaz Natasha, hija de una familia aristocrática venida a menos; y el heredero del príncipe Bolkonsky Andrei, cuyos ideales y ambiciones se verán truncados en el campo de batalla.

Hasta el momento les diré que la serie es súper buena, ídem actores, no estoy muy de acuerdo con la elección de mi Andrei, pero bueno, creo que eso jamás sucederá porque ese ser platónico y perfecto, yace en mi imaginación y de ahí no saldrá jamás. Pero si leyó la novela o si no lo hizo, en todo caso, échele un ojo a esta serie, que está re buena y quizás aunque comenzando al revés, después de verle, surgen inquietudes que l@s lleven a leer el libro y unirse al club amemos a Andrei. Pero les advierto desde ya, que él es mío y de Tolstoi, nada más.

Datología:
Qué: “La guerra y la paz” en formato serie.
Cuándo: Durante el mes de octubre.
Dónde: Señal Tv paga Film&Arts.
Horario: Sábado 21 de Octubre /21.00 horas – Martes 24 de Octubre / 22.00 horas – Miércoles 25 de Octubre / 02.00 horas – 15.00 horas – Sábado 28 de Octubre / 21.00 horas.

También te puede gustar...

2 Respuestas

  1. Andres Jose Vial Larrain dijo:

    La serie no es tan buena como tu comentario, Colomba, realmente el libro nunca podrá ser superado ni con cine, menos con series.

    • Hoy en SCL dijo:

      Que buen dato Andrés, porque la verdad le tengo miedo y con lo que dices, pues no la veré, mejor me quedo con el imborrable recuerdo de la novela. Saludos!!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *