Testigos: la nueva serie de misterio por Tv Paga.

Por Colomba Orrego S.

Todo indica que tendré que retirarme a un sábatico, porque tanta serie buena que está llegado y uno que tiene que trabajar por la chupalla, tan malas costumbres oyeeee.

En este caso, la serie que les traigo a comentar, no está precisamente trasmitiéndose en un canal de la Tv Paga, sino que en esa vía, si tienes HD, también tendrás un control que maneja la maquinita y en ese aparato un botón amarillo rotulado en letras mayúsculas dirá: VOD. Ahí vas a “inicio” “programación gratis” y encontrarás cine, series, de todo. En esta ocasión es para que vayas en busca de series y encuentres a “Testigos”, la serie de misterio nórdica, más buena que encontrarás. Y que en versión completa, puedes verla de maratón o bien en dosificadas sesiones. Cada quien sus gustos, pero en lo personal, he aprendido que nada mejor como echarsela al hilo y si tienes dudas, pues vuelves al lugar de los hechos.

La trama.
La serie consta de seis episodios, cada uno de 55 minutos.
Y trata de dos chicos, Henning y Phillip, quienes se dan cita en una caseta de obra, dígase en una construcción, para experimentar nada menos lo que se convertirá en su historia de amor. Están en lo mejor cuando ¡Chan! son sorprendidos por el ruido de un motor acercándose al lugar. Tendrán que dejar lo que hacían y en vez, fisgonean a través de una ventanita, lo que los convertirá en “Testigos” de una ejecución. Para colmo, el ejecutor, querrá pasar a la caseta a descansar, encontrándose con Phillip, obvio sacará la pistola para darle matarile, pero no contará con que Henning estaba detrás de la puerta y le plantará un sartén de acero inoxidable en la cabeza, matándolo. Los chicos saldrán más rápido que Speddy González del lugar.

Pese a que la historia de amor, es un secreto a voces, Henning, le prohibe a Phillips, contar nada de nada y por tanto hacen un pacto de silencio. Por el miedo y vergüenza de uno que todavía no está tan seguro, como por el miedo de ambos, ya que la madre adoptiva de Phill es nada menos que la Jefa de la Polícia local y la verdad, cuando uno es adolescente, lo que menos quiere es tener que dar explicaciones a nadie y menos a las altas jefaturas ¿verdad?

El pero, es que bueno no sería serie, porque lo que estos chicos callen será elemento de obstrucción a la justicia, sobre todo porque la polícia se tardará, de los seis capítulos de duración de la serie, como cuatro, en llegar a atar cabos sólidos. Sumado a que todo le jugará en contra a la polícia de aquella pequeña localidad a las afueras de Oslo, porque parece que era una zona apacible y después de esto, quedarán señalados como tierra de asesinos y mandarán a jefes de la polícia de Oslo, hacerse cargo de “temas importantes”.

Lo que más me gustó de esta serie, además de saber de su existencia y de lo bueno que e intrigante del primer capítulo, fue el nombre que tiene en su país de origen: Øyevitne. Sabrá si es verdad que eso es “Testigos”, para el caso al menos a mí, esa palabra, con ese “cero” atravesado, me hace viajar hasta otros confines, con tanta nieve y poco sol como Noruega.

Y es que los países nórdicos están realmente tomándose el poder, ya no solo desde la literatura ídem policial negro, sino que ahora, también desde la pantalla chica, ya que gracias a los productores de series las hacen para que uno pueda gozarla, “dog save de productores”.

Creo que exageradamente podría decir, como expresó un crítico de series nórdicas: “si existieran premios para el país que más ha mejorado la calidad de su programación en los últimos dos años, el ganador sería sin lugar a dudas Noruega, superando a Dinamarca y Suecia, quienes antes se llevaban todas las flores y los elogios por sus grandes series”. Y si no, en versión letras políciales negras, échenle un vistazo a “Jussi Adler-Olsen”.

Y es que o seaaaaaa les cuento que tan sólo vi la sinopsis de “Testigos”, sumado a la banda sonora, de la que ya me referiré y quedé totalmente adepta, adicta. Es por eso que el formato “maratón”, queda tan cómodo porque no hay que esperar a que “otros” la emitan, vas y te las echas al hilo o dosificada. En lo personal, obvio, me aplico con la primera opción.

Porque después de una primera escena impactante que pone toda la trama sobre la mesa, la acción transcurre entre las investigaciones de la policía, encabezados por la jefa local, que ya sabemos es la madre adoptiva de Phillips y que lamentablemente está bastante perdida, sin nada de qué agarrarse. Sumado a la involución, posterior evolución de la amistad – amor, de los dos adolescentes, que claramente fluirán al son de lo que los une, además del amor, el secreto por lo presenciado.

Lo bueno de las series y literatura noruega, es que los sucesos no son tan simples o quizás la vida misma es así, porque en estricto rigor, podríamos pensar que la trama va en lo que estos adolescentes vieron, sumado a que creen que el asesino, fue asesinado por ellos, pero no. Entonces todo comienza a complicarse porque el sujeto en cuestión querrá matar a sus “Testigos”.

Pero a eso hay que sumar la inoperancia de la polícia local, sumado a la de la capital que se las da de súper eficaz y están hasta las manos con un caso, policias encubiertos y todo, de una banda hiper poderosa de narco heroína, que casualmente irá uniéndose a la historia de los chicos.

Porque uno de los polícias encubierto era motoquero en sus horas libres o formaba parte del plan, ya lo sabremos. Y bueno estos señores en una versión fea de Easy Rider, andan por las carreteras de Noruega haciendo justicia por mano propia. Porque además de feos, melenudos, llenos de tatto, son conservadores y seguramente fachos y odian a los pedófilos. Y un día que iban por las carreteras de Noruega, descubrieron a uno con las manos en la masa. Lo secuestraron, se lo llevaron a un lugar “descampado” para ajusticiarlo. Pero el pedófilo era bastante más inteligenteo estaba en mejor estado físico que los motoqueros y se les adelantó, matándolos a todos. Es decir, lo que preseciaron Henning y Phillip.

Después está el temita no menor del ingreso de droga a Noruega, por manos extranjeras, en esta caso turcos y la polícia está hace dos años en una investigación, para atrapar al máximo. Máximo en cuestión que además de traficar, tiene un hotel, maneja prostitutas pero le da tiempo para formar familia, tener una hija. Y la hija un día desaparece y pone a todos sus matones a buscarla. Y resulta que los motoqueros cuando atraparon al que los asesinó, estaba haciendo de las suyas con la hija del mafioso….

O sea que si usted creía que “Testigos” iba solo de un tema, pues agarre asiento, porque esta serie tiene más ramificaciones que hiedra.
Lo increíble de una buena serie, montaje incluído, es lograr cerrar todos los cabos sueltos, en tan solo 6 capítulos. Todavía estoy rindiéndole homenaje a ese montajista, porque la verdad son tantas historias, entrelazadas eso sí, pero tantas historias, que en lo personal no sé cómo habría hecho.

Henning y Phillips.
Los mayores alicientes originales se encuentran en la descripción de la relación entre los dos adolescentes, que se ven completamente desbordados, tanto por los acontecimientos exteriores como por sus propios sentimientos sexuales, que afloran o se reprimen totalmente descontrolados y que desembocan en los mejores momentos de la serie.

De verdad que estos cabritos se roban la serie, son realmente buenos actores, sobre todo Phillip, que es el personaje que más carga con el peso de todo. Sumado a su carucha tan blanca, esos ojos azules que se le escapan de las órbitas y siempre está como a punto de matarse, en un existencialismo rebosante. Hermoso.

Y es que es el caso del cabro chico viejo, que tiene un mamá adolescente, drogadicta, que quedó embarazada, lo tuvo, lo mantuvo pero las drogas son más fuertes. Entonces cuando él creció tuvo que hacerse cargo de sí y de cuidar a esta señora descarriada. Es por eso que en la sociedad noruega, al parecer, preocupados por la infancia (que nació para ser feliz, decía José Martí), toman a Phillip y lo mandan a vivir a una familia adoptiva, la de la Jefa de la Polícia y su marido. Mientras mandan a rehabilitación a la mamá. Ahí uno comienza a entender la sensibilidad desbordante de el cabro. Ya estoy que lo adopto.

La carga que ambos deben llevar se vuelve insostenible para sus frágiles personalidades, pero en este caso explicado de forma primorosa y huyendo de sensacionalismos gratuitos, prefiriendo centrarse en su angustia interna y el eterno debate de tomar la decisión correcta entre dos alternativas con sus consecuencias imprevisibles.

Con una atmósfera muy sugerente, e interpretada de forma excelente en los papeles principales, Øyevitne no es una serie rompedora en cuanto a su argumento, pero en cambio continuará sumando adeptos a los amantes de las series de este género, de origen nórdico, ya que al más puro estilo de este tipo de historias, la tensión se mantiene en los seis capítulos, uno con el culo en la punta de la silla o cama y el final. Eso se los doy por sentado.

Punto aparte, es la banda sonora de “Testigos”, una chulada dirían en México. De esas músicas que a saber qué digan, no me interesa, pero los tonos musicales, provocan una atmosfera tan sugerente, tan especial. Obvio que la grabé. No están para saberlo pero aquí se los cuento, soy una especialista en grabar series. De chica, lo hacía con los temas de las teleseries, películas, a punta de grabadoras de cassette. Después sumé a los audios digitales mp3, mp4 y actualmente, gracias a la perspicacia de mi sisterna Manucita y el celular, me instaló una cosa que identifica los sonidos y te dice: cantante, disco, año, biografía. Una monada. Así fue como pude buscar en www.youtube.cl el tema central de “Testigos”, del que estoy adicta y escucho más veces de lo que el doctor recomendaria.

Así que ya sabe, si quiere sumar un tema bueno, vea la serie….. ahora nuevamente, la decisión es suya. Cumplo con contarla.

Datología:
Qué: Serie misterio: Testigos.
Cuándo: Quiera, a través de Tv cable, HD, VOD.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *