Disfruta de los beneficios de la fruta en invierno.

No queda tanto invierno que digamos, pero la fruta siempre es bienvenida. Y aunque en esta época no es la más variada, menos la más novedosa, ni jugosa, pero lo bien que hace su consumo, en cantidades moderadas, ni se las imagina.

Pues bien, les contaremos que los especialistas en alimentación dicen que es indispensable el consumo de frutas y verduras de manera diaria, ya que permite prevenir enfermedades cardiovasculares e inclusive algunos cánceres.

Según cifras de la OMS, al año se pueden salvar 1,7 millones de vidas, solamente con el aumento de estos alimentos, el problema es que en temporada de invierno, la variedad disminuye notoriamente, por lo que muchos, prefieren esperar al verano para volver a consumir estos productos.

Una buena opción para no dejar de comer frutas es tratar de hacerlo en otros formatos, sobre todo para aquellos que antes de masticar una manzana, pera, prefieren salir corriendo, algunas posibilidades son “disfrazarlas”. Y qué mejor que a través de helados, deliciosos y elaborados 100% de forma natural.

Las frutas más recomendadas:

– Kiwi con Plátano: el kiwi ayuda a una buena circulación, ya que al tener un 80% de agua, hidrata de manera inmediata y el plátano brinda una gran medida de potasio, el que ayuda a la función de los nervios y a la contracción de los músculos y a que el ritmo cardiaco se mantenga constante.
– Manzana verde: ayuda a la recuperación de las células y regula los movimientos intestinales, entregando una mejor digestión.
– Mora: Entrega protección al cerebro, además de ser un gran antioxidante.
– Naranja con jengibre: La naranja, fortalece el sistema inmune, entrega potasio al igual que el plátano y por supuesto, es una fuente de vitamina C.
– Piña con Albahaca: La piña además de ayudar a eliminar grasas y toxinas del cuerpo, es diurética y antiespasmódica, y que con la mezcla de la albahaca, sus beneficios se acentúan más.

Ahora estará pensando, ya ok, muy monas las recomendaciones pero ¿Cómo se hacen los helados? Pues hay de formas a formas.

La más natural es en versión “de agua”, pero para los que no lo puedan soportar, porque sientan que están comiendo “cubitos de hielo saborizados”, entonces buena es la leche. Eso sí que descremada ¿eh? O sino yogurt, ojala de pajaritos.

Receta helado de agua.
Ingredientes: Azúcar natural (2oo gr) o estevia, ¾ de agua, 1 clara de huevo, las frutas elegidas.
Preparación: Poner en una cacerola el azúcar o endulzante con agua, revolver con cuchara de madera. Hervir durante 5 minutos, siempre revolviendo y retirar del fuego. Dejar que se enfrie.
Agregar las frutas congeladas (previamente de la noche para el otro día), en la licuadora con un poco de agua, hasta que se transforme en una mezcla espesa. Traspasarla a la batidora, agregarle las claras de huevo a punto de nieve. Batir y batir, hasta que se vayan uniendo.
Colocar en un recipiente, poner en el refrigerador por 30 minutos. Y servir.

Receta de helados de leche o yogurt.
Ingredientes: las frutas a elección, yogurt natural o leche previamente helada, estevia o endulzante.
Pasos: Poner a congelar la fruta de la noche a la mañana, ponerla congelada en la licuadora, con el yogurt (un poco primero), licuar. Probar la textura, echar el resto del yogurt o leche, estevia y volver a procesar.
Una vez listo llevar la mezcla al congelador por unos 20 min. Hasta que endurezca un poco. Sacar y disfrutar.

Datología:
Qué: Comer fruta en invierno.
Cómo: En helados de agua o yogurt, leche.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *