Avanzada regia: otras tonalidades en la música mexicana.

Por Colomba Orrego Sánchez.

Quiero dedicar este escrito a la Carlita Molina, que hace un mes partió. Pero sé que por siempre y desde todas las latitudes, espaciales y terrenales, tendremos el corazón puesto en nuestro “amado”, México.

En la diversidad musical que puede darse en un país como México, compuesto por 31 Estados y un Distrito Federal o CDM, con chorrocientos millones de habitantes ocupando su amplia extensióm geográfica, sucedió que en la década del noventa se produjo un particular fenómeno musical, que hizo feliz, a los sellos discográficos, por los réditos que les significaría y al público, consumidor de música, grupos, por la cantidad de conciertos, discos, cassettes, Dvd y cuanto merchandising surgió, en oda a esta variedad sonora que comenzaba a surgir.

El fenómeno en cuestión nació y se desarrolló en el norte del país, específicamente en Monterrey, Nuevo León y fue bautizado como “Avanzada regia”. Lo de avanzada, aunque por razones menos militares, viene por sentirse parte de un grupo, que aunque reducido, son los que alientan al resto, van, buscan, se adelantan y tras observar el firmamento, dan el pase a los demás, los que estan atras, para que los sigan. Y lo de regia, es el diminutivo del gentilicio de los de Monterrey: “regiomontanos”.

Monterrey Nuevo León, está ubicado en la región noreste del país, limitando al norte con el río Bravo que lo separa de Estados Unidos, al este con Tamaulipas, al sur con San Luis Potosí y al oeste con Coahuila. Es considerado el segundo Estado de la República Mexicana, tanto por su extensión geográfica, que da cabida a un gran número de habitantes, como porque también es considerado desde la perspectiva económica, uno de los Estados de la nación, donde se concentra la mayor producción industrial del país.

En materias musicales, “Avanzada regia”, compuesto por más de 30 bandas o grupos musicales, algunos solistas, comenzó a destacarse y alcanzar notoriedad y renombre, en la presentaciones realizadas en su ciudad natal.

Aunque a Nuevo León, se le tenía identificado por la música norteña, fueron estos jóvenes los de “Avanzada Regia”, quienes cambiarían de paradigma. Que no significaba dejar de lado las raíces: llevar bien calado el sombrero, ojala color blanco, con su cinto negro, calzando botas de punta dorada y por supuesto, ese acento cantadito.
Avanzada regia, no pretendía dejar nada de eso, si no más bien, sumar, mezclar las costumbres de origen, con las influencias adquiridas, muchas de ellas adquiridas de los vecinos del norte, algunos dicen de hecho que no solo de Estados Unidos, sino también Europa. Hasta conseguir fusionar un producto “sonidero” que combina la polka, los corridos, con el acordeón, el bajo sextoel, tonos electrónicos, rockeros y/o poperos.

Las agrupaciones más destacadas dentro de este movimiento, lograron firmar con los grandes sellos como EMI, SONY, BMG, sacar discos, hacerse conocidos, además de sumar fama y fortuna, lamentablemente hoy ya no existen. Casi todos, en el trayecto hacia la fama, terminaron disolviéndose, eso sí para reagruparse con otros y formar otros grupos, estilos, formatos y bajo otro nombre. Algunos pasaron de ser “banda” a cantar como solista o a la inversa. Algunos no pocos, han renacido de las cenizas en aquello de “revival de la nostalgia sonidera”.

El éxito “regiomontano”.
Dicen que el nacimiento de tantas agrupaciones talentosas y prolíficas en Monterrey, se debe más que nada, a la cercanía con Estados Unidos, en su condición de Estado frontera y por tal, la influencia musical de bandas gringas e incluso británicas. Aunado a la posibilidad adquisitiva de muchos de estos jóvenes, para comprar instrumentos, en ocasiones más baratos en el vecino estado de Texas y ante tanta oferta y demanda, al poco andar, se abrió la tienda de instrumentos Backstage, donde se podían adquirir instrumentos en pesos mexicanos.

Así fue como estos jóvenes creadores comenzaran hacer música sin ninguna limitante (mercadotécnica o comercial), lo cual les permitió desarrollar un estilo más libre y original. Ni bien comenzaron a dar qué hablar en Monterrey, los empresarios locales sumaron financiamiento para sacar los Demo, algunos hasta discos con sellos muy independientes y las estaciones de radio, particularmente, un mítico programa que se trasmitía en la madrugada, ayudó para que los sonidos de los “avanzada regia” se sintieran en toda la Republica Mexicana.

La diversidad de “avanzada regia”.
Así es como la variedad de estilos musicales que conforman a esta agrupación regiomontana, hizo posible que en casi forma simultánea bandas tan disimiles, de estilos como rock, pop, electrónico y rap, hicieran fama y fortuna.

Esa situación llegó a oídos de los sellos, que firmaron comenzaron a husmear lo que estaba sucediendo en la escena musical “regiomontana”. Así se entiende la existencia del brit-pop de mano de Jumbo, Zurdok, Volován; rock un poco más duro con Genitallica; pop rock, hip-hop en Control Machete, Cartel de Santa, La Flor de Lingo. En la música electrónica se abrían las puertas para escuchar a Plastilina Mosh y Kinky. De las creaciones originales como el raggamuffin (cumbia norteña) está el Gran Silencio, La Verbena Popular, Dj Platas, The pasta core, entre otros.

Y como el tiempo ha transcurrido, estas bandas están a un tris de cumplir 20 años de nacimiento, por lo que algunas de ellas, que ya no existían, han amenazado con “concierto y reunión”. Y por si llegan a saber de esos conciertos y se preguntan ¿quiénes serán? Me ofrezco voluntariamente hacerles una pincelada y en otras un cuadro completo, de las bandas, grupos musicales que fueron o son parte todavía, de la avanzada regia. Los más conocidos, los que más sonaron en su momento y los que a mí, más me gustan:

– Kinky.
No hay primera sin segunda.
No se puede hablar de “avanzada regia”, sin comenzar hablando de Kinky, que en materia de ranking musicales y de abultar bolsillos con moneda nacional y verdes dolarucos, son la banda más importante de lo que se le denominó “Avanzada regia”. Actualmente son los más conocidos no sólo en México, sino a nivel internacional (Estados Unidos y Europa). Y pues están en mi lista de consentidos.

Conocidos como Kinky, hoy The Band Kinky, son una banda, grupo musical, que suma con orgullo su procedencia de cuna. Si bien son una banda electrónica por naturaleza, no han cerrado las puertas a ninguna otra posibilidad. En sus discos bien puedes encontrar temas que mezclan géneros como el rock, dance, samba, funk y tecno y siempre habrá en pequeña o gran medida, un toque de acordeón, corridos y últimamente una gran influencia de ritmos latinos en cada canción.

Son una banda sonidera con la que puedes simplemente sentarte a escuchar sus letras, saltar, bailar, hacer el aseo, dejándote guiar por sus melodías. The Band Kinky, está integrado por Gilberto “Gil” Cerezo (voz) Ulises Lozano (instrumentos de teclado), Carlos Chairez (guitarra líder), Omar Góngora (batería), César Pliego (bajo). Sus letras, en la mayoría son en español, pero también incluyen temas en inglés, algunos compuestos por ellos mismos y otros, como el tema de los legendarios Kiss: “I was made for lovin’ you”.

Cuando Kinky, era solamente Kinky, comenzó hacerse conocido, gracias a que varias de las canciones de sus primeros discos (Kinky, Atlas, Reina), fueron utilizadas para publicidades televisivas, así como también como banda sonora de películas alrededor del mundo: Felicity, Scooby Doo, Nip/Tuck, La hija del caníbal, AXN Latin America, CSi NY, Weeds (versión del tema de presentación) y Gossip Girl.

Tras una trayectoria sólida, manteniéndose los mismos integrantes a través del tiempo, a excepción del baterista, que no sé si se han fijado pero suele ser el integrante que más veces es reemplazado, cambiado, expulsado en varios grupos musicales. Pues Kinky no fue la excepción. Y sin embargo ese detalle, la banda fue en un lapso de quince años (1990 – 2015 y a la fecha), sumando premios, nominaciones, hasta hacerse tan reconocido como para que en el 2014, se convirtiera en la decimoprimera banda mexicana que se unió al show acústico en vivo de MTV, ‘Unplugged’.

Que si bien fue la XIº banda en hacerlo y eso suena como “ponte a la cola”, el plus de Kinky, es que fue la primera banda nacional, de género musical electrónico, opuesto a lo que la tradición obligaba: Caifanes, Café Tacuba, Santa Sabina, Maldita Vecindad, Maná, Julieta Venegas, entre otros y justamente a por la expectativa por cómo desenchufaría sus teclados, es que la novedosa, ruidosa, distinta y buenísima propuesta que presentó, le dieron fama, fortuna, distinción y para los como yo, seguidores, el mejor de los deleites visuales y auditivos, jamás imaginado. El resultado fue realmente divino.

Después de quince años formando parte de la escena musical, con discos tan variados como sus estilos, Kinky decidió salir de su zona de confort y se arriesgó a reinventar su ya característico sonido para grabar un concierto acústico “Unplugged”, con el que demostraron su talento y hasta donde son capaces de llegar sus integrantes como músicos.

De hecho como opinión personal, considero que este disco Unplugged, es la antesala para conocerlos. El que jamás los había oído mencionar, menos escuchar, si decide hacerlo, debe ser a través del concierto acústico. Tengan por seguro que lo amarán. Y muy pocos lo detestarán. Lejos queda aquello de catalogarlos solamente como un grupo electrónico. Kinky le demostró a los otros géneros musicales, que en una justa proporción y sin perder la esencia, todo cabe, sabiéndolo acomodar.

Así que no tome al paso mi recomendación, mejor búsquelo o encárguelo por Amazon, cómprelo, porque después de escuchar el Unplugged de Kinky, no podrás dejar de hacerlo y además te unirás al equipo “todos los amamos”. Y si además ven el Unplugged en Dvd, descubrirán que de la republica mexicana, los “regiomontanos”, además de los tapatíos, son las razas más hermosas que posee ese país. La discografía de The Band Kinky es: (Kinky 2002, Atlas 2003, Reina (2006), Rarities (2006), Reina de lujo (CD+DVD) (2007, compilación), Barracuda (2008), Sueño de la máquina (2011)).

– Zurdok Movimiento (ZM).
Zurdok Movimiento, una banda de pop. Actualmente fallecida, aunque varios de sus integrantes, continúan pululando por los diversos escenarios musicales del país. Fue en 1993 cuando “Fletch” Sáenz y David Izquierdo, amigos desde la primaria decidieron formar una banda. Maurizio Terracina se les unió como bajista, quién además sumó y presentó a Gerardo Garza, como guitarra.

Después de unos meses de estar componiendo y experimentando deciden reclutar a un vocalista, que tuviera una voz potente capaz de gritar debido al sonido pesado que tenían las canciones en ese momento. Fue por recomendación que llegó Fernando Martz, después lo haría Cátsup Hernández como teclista, hasta que finalmente el grupo fue formalizado como tal, bajo el rótulo de Zurdok Movimento. El grupo dio su primer concierto en mayo del ´94, consiguiendo seguidores en su natal Monterrey. Entre ellos muchas mujeres porque estos chicos, todos, todos, son de una belleza que llega a dar rabia.

Sobre el nombre, que nada he dicho, más que nada porque poco se sabe. Alguna vez unos amigos mexicanos me dijeron que se debía a que más de tres de sus integrantes eran zurdos. Hasta el momento no he podido recabar informaciones, para comprobarlo o desmentirlo. Así que esa, se las dejo al debe.

Poco tiempo después se empezó a volver más común el escuchar el nombre “Zurdok Movimento”, hasta que finalmente en 1995, el eco de sus canciones los lleva a horizontes más lejanos que Monterrey, como la capital del país. Ganando el concurso de rock en México: “La Batalla de Bandas”, donde compitieron con más de 400 grupos de toda la República y convirtiéndose así en el primer grupo no-capitalino en ganar este prestigiado galardón.

Eventualmente el nombre de Zurdok Movimento comenzó a rondar y a hacer ruido en las diferentes disqueras transnacionales ayudando a que los ejecutivos de las compañías voltearan a esa ciudad industrial del norte de México en busca de talentos y firmando a Zurdok Movimento con Discos Manicomio, en ese entonces subdivisión de Polygram.

Para 1997, los “Zurdok Movimiento”, se fueron a Los Ángeles a grabar su primer álbum bajo la batuta de Jason Roberts. El disco salió a la venta en agosto de ese año, bajo el título “Antena”. También sumaban la novedad que la banda de ahora en más (ni tanto más) sumaría dos cantantes: Gerardo Garza y Maurizio Terracina. “Tropecé” fue el nombre del primer sencillo desprendido de este álbum, al cual le siguieron canciones como: “Si me hablas al revés”, “Gallito Inglés” y “No importa”.

Pero la felicidad no duraría mucho tiempo más. Después de abrir el concierto de la banda británica Placebo, el grupo decidió darse un descanso en el 2002, el contrato con la disquera había terminado, no se veían luces en el firmamento. Entonces en ese descanso que duró su buena cantidad de meses, se anunció que más que el relajo se había transformado en ruptura definitiva, excusando “diferencias artísticas” entre los integrantes.

Fue así como desde Zurdok Movimento, que en el camino restose simplemente a Zurdok, dos de sus integrantes, casualmente las voces, formaron en 2005 otra agrupación, que no era buena pero no resonó suficiente, por lo que Gerardo Garza, decidió apañar en formato solista. Mientras que Terracina desaparecía de la escena musical. El resto de los integrantes, guardaron un silencio sepulcral de varios años, hasta que en 2006 surgieron en versión “reviviendo viejas glorias”. Realizaron un par de presentaciones, pero donde sólo podían interpretar canciones de los dos primeros discos de Zurdok, donde la autoría de Martz fuera demostrable. Actualmente son el recuerdo que revive cada que vuelves a poner alguno de sus discos: Hombre sintetizador 1999, Maquillaje 2001, Antena 1997, Gran Salto 1997-2014. En este listado les recomiendo a ojos cerrados, que le eche un vistazo al álbum “Maquillaje”.

– Control Machete.
Así es como en 1996, es el turno del estilo musical hip-hop, que abre las puertas con contrato discográfico incluido, para el trío, Control Machete, quienes se coronoaron como la primera banda en ver cristalizado el sueño de tener un disco en el mercado, contando con toda la infraestructura de una discográfica detrás. Eso sucedió con “Mucho Barato” y el tema que llegó hasta Chile “Comprendes Mendes”, disco que fue literalmente un golpe de suerte, pues vendió cerca de medio millón de copias. Después sería el turno, con menos éxito de producciones tales como: “Artillería pesada presenta”, “Sólo para fanáticos”, “Uno, dos, bandera”. En lo personal buena onda, pero no es mi estilo musical, así que eso sería lo que comentaré de ellos.

– Chetes.
Del hip-hop, nos saltamos sin escalas al pop (mi amor).
Nacido en 1979 Luis Gerardo Garza, es un ejemplo de joven que desde sus años más mozos ha tenido contacto muy cercano con la música, su padre, quien fuera un músico destacado regiomontano, siempre apoyó su vocación e incluso lo inscribió en clases de solfeo y música clásica.

Sin embargo “Chetes”, como se le conoce actualmente, desarrolló un gusto descomunal por la guitarra y el piano, desarrollando canciones más cercanas a The Beatles y The Beach Boys que a los clásicos, dejando claro que no eran las clases de música las que lo alimentaban, era elementalmente su oído educado desde principio de su vida.

Es un músico básicamente pop, aunque también ha coqueteado con el rock. Ganó fama como integrante de las bandas Zurdok Movimento, Zurdok, donde era vocalista y tocaba guitarra y tras la disolución de la banda, se unió a Maurizio Terracina, para formar Vaquero. Actualmente se mueve en la escena musical con su propuesta en formato solista.

En la fase prolífica en la que se encuentra su carrera actualmente, “Chetes”, ha lanzado varios discos que han alcanzado notoriedad, como es el caso de “Blanco fácil” (2006), “Stereotipos” (2007), “Efecto dominó” (2008); ha realizado colaboraciones con bandas como en el Unplugged y gira nacional de Zoe y ha sido nominado en dos ocasiones al Grammy Latino.

Chetes es un producto musical, de gran aceptación en el mercado norteamericano, pese a que ya no canta en inglés. Con Chetes me pasa que lo amo por completo, desde Zurdok que le sigo la pisada, ahora último me topé, gratamente, con su ya legendaria formación en “Vaquero”. Pero es que Chetes, Chetes es cosa aparte, sus canciones son hermosas, las letras, él, las melodías, hay pura poesía en él. Le aconsejo buscar estos temitas y después me dirá qué tal: “Arena, 16 de febrero, Si me matan, Querer, Te quise una vez”, entre otros.

– Vaquero.
Vaquero fue un grupo indie rock. Se trató en un principio, del nuevo proyecto musical de Chetes y Mauricio Terracina (Zurdok Movimiento), que tras la disolución de esa banda, decidieron continuar trabajando juntos en este proyecto.

De Vaquero, sólo existe un disco, de estilos indie rock, power pop, que sonó entre el 2004 al 2007. Si logra encontrarlo en youtube, les recomiendo a ojos cerrados, para que se enamoren del tema y de Chetes (aunque es mío, su señora y de todo México): “Azul oscuro”.

– Plastilina Mosh.
Es un grupo netamente electrónico, pese a las influencias de jazz, hip-hop y otras diversas corrientes musicales. “Los plastilina” como se les dice, se han caracterizado por mezclar estilos musicales, como lo es el rap, el dance y el rock, cantando tanto en inglés y español.

Saltaron a la fama, cuando el ambiente musical de los “avanzada regia”, ya tenía un piso firme. Jonás y Alejandro Roso, sus integrantes, viajaron de Monterrey a Ciudad de México, colaborando para Kinky de quienes eran amigos en su lejano Monterrey. Y fueron éstos justamente, quienes les dieron el empujón para el escenario capitalino, invitándolos a participar en el Viva Latino de 1997. Entendidos y asistentes, dicen que fue en ese festival, el momento en el que Plastilina Mosh, nació al mundo sonidero.

Su opera prima, “Aquamosh”, lanzado en 1998, donde se desprenden los temas que los catapultaron a la fama: “Niño bomba” y “Mr. P. Mosh”. Los Plastilina, son fundamentalmente electrónicos, Roso con samples incluidos, da los pies para que Jonás cante al son del rap. Un estilo novedoso para esos tiempos en México, que si bien tenían el ejemplo arrasador de los “Control Machete”, Plastilina sumaba el factor electrónico también. Es decir, al poco sonar, este dúo causó furor en la escena musical capitalina.

La discografía de Los Plastilina: Aquamosh 1998, Hola chicuelos 2003, Juan Manuel 2000, Tasty + B Sides 2006, Lucha Rock 2012, Live Sesion EP 2008, Monster Truck 1998, Singles 2017, All U Need Is Mosh 2008.

De adentro hacia afuera.
Ni al caso viene, pero igual lo contaré. De esas casualidades hermosas de la vida, que sólo sucede una o dos veces, para esos tiempos 1997 – 1998, justo estaba viviendo en Ciudad de México, solita, sin mis padres. Vivía para mi placer y fortuna con la querida amiga, hoy ausente, Rita Guerrero, vocalista de Santa Sabina, quien además de amistad y alojamiento, me dio la posibilidad de trabajar para su grupo, en mi calidad de periodista.

De su mano y después por mis pestañas, tuve el placer enorme de codearme, rodearme y saltarle al cuello, a más de uno, de los tantos, tantos, tantísimos, grupos de rock, pop, ska, urbano, que había para regodearse. Sumado a los que histórica y fielmente sigo amando, el menú era tan extenso y variado, que este corazón de alcachofa, no se privó de nada. Me tocó con mi gafete de prensa, vivir, contemplar y trabajar en la gestación de varios festivales, tanto de bandas nacionales (mexicanas) e internacionales, como el Vive Latino.

Ahí llené mis oídos al son de la “Avanzada regia”, que caminaba con paso firme, todos jóvenes, hermosos, encantadores, sencillos, amables, con su sonsonete norteño tan particular y característico. Ahí me hice adicta a Los Plastilina, Estrambóticos, Resorte. Mantuve la fidelidad a por Caifanes, Los Maldita, Santa Sabina, Jaime López, Los botellos.

Y es que l@s mexican@s son lo mejor. Si bien no paso lamentablemente como una de ellos, podría ser que me confundieran con una oriunda de Los altos de Jalisco, debido a mi metro 77, o con una regiomontana como “Chetes” a causa de mi cari-blanqui, peli-castañi-clari. Pero apariencias más o menos, si en algo se destacan los mexicanos, es porque más allá de que sean artistas, famosos, en el clímax de la gloria, no por ello dejarán de ser mexicanos, amables, cálidos, cordiales. Éramos un enorme equipo, ellos desde la música, yo desde las palabras escritas.

Siempre digo que si mi vida, se hubiese detenido en el año de 1998, después de esos intensos momentos disfrutados, me abría marchado al otro patio, con el corazón contento y amando a México por siempre, jamás, siempre, hasta la victoria.

Datología:
Qué: Avanzada regia, la música del norte de México se toma la escena musical del país.
Quién: Colomba Orrego.
Donde: En Hoy en Santiago.

También te puede gustar...

2 Respuestas

  1. Andres Jose Vial Larrain dijo:

    Un poco larga la historia, pero se nota que fuiste muy feliz escribiéndola y viviendo en México en esos años, Colomba. Gracias por compartirla, buscaré de los grupos, aunque ya he tenido el placer de escuchar algunos ¿verdad? Jajaja

    • Hoy en SCL dijo:

      Te puedo guiar con más de uno y si quieres, también te las puedo cantar, para que puedas elegir con voz de causa jajajaja

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *