“Punta Escarlata”, la serie de la Tv paga.

Por Colomba Orrego S.

Este invierno esta para pasarlo literalmente en cama (o sillón). viendo TV cable, porque al menos la señal Europa Europa, está sumando reverencias por doquier ¿Por qué? Porque todos los miércoles a las 21:00 horas, están trasmitiendo “Punta Escarlata”.

Una serie realmente buenísima, comparada sólo con las que les he mencionado anteriormente (jajajaj). ¿Género?, pues misterio poh, ya va siendo hora que sepan que cuando digo “bueno”, sumado a “serie” es porque le lleva: muerto, detective, policia, implicados varios, muertes más.

Es verdad que soy una fanática religiosa en materia de series policiales, misterio, detectives o simplemente seres vivos con olfato, vista y la casualidad que les cayó un cadáver encima. Pero no todas las veces uno puede hablar con cariño y orgullo y para colmo recomendar, una serie.

Porque por mucha necesidad que uno tenga, al menos yo, bodrios no acepto, soy exigente. Me gustan los guiones que den espacio a pensar, escudriñar, hacérselas de detective. Sumado a buenos actores. Y la verdad tanta exigencia a veces, obliga comerte el buey.

Pero para mi santa suerte, que generosa se las comparto, existe “Punta Escarlata”, como ya les comenté es una serie española, un tanto vieja, ya que data del 2010, pero no por ello menos intrigante, entretenida, apasionante.

La trama.
La serie trata de Bosco Ruiz (Carles Francino) y Max Vila (Antonio Hortelano) son dos jóvenes policías a quienes les asignan la misión de esclarecer un crimen ocurrido ocho años atrás en un pequeño pueblo de la costa.

Allí se encontrarán con que las cosas no son realmente lo que parecen. A medida que avanzan en sus pesquisas tiene lugar una serie de nuevos e inquietantes asesinatos que podrían estar relacionados con el caso.

La verdad cuando vi el primer capítulo, no le tenía mucha fe, por aquello que me molesta un poco en esto de las series, que está plagado de “cari lindis”, que sí ok, entretienen la vista, pero uno quiere resolver enigmas, las series de lindos y lindas, son de otro corte, aquí da como lo mismo si el cadáver estaba guapo o no ¿verdad?

Pero me atrapó, para qué negarlo.
Porque si bien lo policial, misterio, se centra en el hallazgo de los cadáveres de dos jovencitas, desaparecidas hace ocho años, el verdadero meollo del asunto está en aquello que dicen con tanta sabiduría que “pueblo chico, infierno grande”, porque los hechos pasados, presentes y a suceder, se dan una localidad de España, que da a la costa. Todos en ese lugar se conocen, unos se odian, otros simpatizan más de lo necesario. Hay quienes realmente trabajan, otro literalmente flojean al 100 por ciento.

Pero lo que sí está bien clarito, es que en cada casa, cada familia cuece habas todo el día. Porque tras la aparición de los cadaveres, comienzan a surgir posibles culpables, historias que no se habían contado del todo, hace ocho años, otras que fueron omitidas, las que sí se dieron en versión declaraciones, comenzaron a no ser tan confiables y así vamos sumando, que todos, hasta los muertos, pueden tener algo que ver en la desaparición, violación y asesinato de estas jóvenes, que el día del inicio del verano, tras asistir a la fiesta que se realiza en ese lugar, parece que fueron a la playa con alguien ¿quién? Nadie sabe y de ahí se les pierde la pista.

Hasta que apropósito de mangos, una chica desde Madrid, sufre la terrible tragedia de presenciar como su mamá se lanza por el balcón del departamento en el que vivían y eso, le provoca un shock de aquellos y dando vueltas como zombie, tomando buses, pidiendo dedo, llega hasta “Punta Escarlata”, que es este lugar en la costa de España, porque en su confuso estado, escucha voces, siente cosas y ve a su madre que la llama y ella obediente la sigue….. olvidando que está muerta la señora.

Es así como la joven llega hasta la playa de Punta Escarlata y de ahí se interna en los juncos y un chico la sigue, el segundo guapo, porque la chica en shock también es bien mona y entonces le toca presenciar como se retuerce al son de unas visiones y comienza a gritar y llorar y después se desmaya. Cuento corto, llega la policía, doctores, amigos e intentando hacer hablar a esta chica, que nadie conoce, ella cuenta que ahí donde están todos, debajo de la arena, de la tierra, hay enterradas dos jovencitas. Plop.

Y de ahí en más, el desarrollo de la historia.
Desentrañar los asesinatos de las chicas, sumado a la historia de esta jovencita, especie de vidente, que es la que indicó dónde estaban estos cuerpos, que todos imaginaban vivos en algún lejano lugar del mundo.
Obvio que si ponen atención sabrán que si hubo dos asesinatos y estamos en una serie de misterio policial, qué nos cuesta que a la lista vayamos sumando unos cuantos cuerpitos más ¿Quién detiene al asesino? Nadie, porque la policía anda tras unas pistas que no son malas, pero no alcanzan para desentrañar el misterio. Y yo, que igual tengo mis aciertos, no he podido comunicarme con ellos. Tons, queda mucho por aclarar todavía.

A eso le podemos sumar, para el o la que le interese, el ingrediente tipo “enganche”, que todo el elenco, hombres y mujeres, están para comerselos uno por uno. Personalmente me inclino por los chicos, que en la versión juvenil hay uno que está para…. y del elenco de mi edad, igual hay varios que aguantan.

El asunto es que más allá de los guapos y guapas, del zezeo español, que a veces uno pide subtítulos, porque no se les entiende una mierda, “Punta Escarlata”, se las come todas. Es realmente una serie bien hecha, buen argumento, trama, los cari lindi se defienden frente a cámara y uno como que les cree, es decir, que igual son buenos actores, además de lindos, interesados en interpretan sus roles, dándole contenido y sentido a la trama.

Realmente se las aconsejo, a ojos cerrados, aunque es mejor verla con ellos abiertos. Y cualquier reclamo, hágalo saber y vemos cómo le hacemos para solucionarlo.

Datología:
Qué: Serie TV Paga, Punta Escarlata.
Dónde: Señal Europa Europa
Cuándo: Miércoles 21 horas.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *