Tv Paga: Ripper Street.

Por Colomba Orrego.

La ocasión amerita irnos a Inglaterra del siglo XIX, para encontrarnos con “Ripper Street”, una serie británica, idea original de Richard Warlow, que la verdad no tengo el gusto y que la trasmitió allá por el año 2012, la Cadena BBC One. En versión chilena, Ripper Street, es trasmitida por la señal de Tv Paga, Film&Arts, todos los martes a las 23:00.

La serie está ambientada en 1889, seis meses después de la última matanza de “Jack el Destripador”. Edmund Reid (Matthew Macfadyen), como Inspector de la División H, es el responsable de la vigilancia de “Whitechapel” (territorio de East London): un distrigo con una población de 67.000 pobres y desposeídos. Los hombres de la División H, no logran dar caza al apodado Destripador, y a medida que más mujeres son asesinadas en las cercanías de Whitechapel, la policía comienza a preguntarse si el asesino ha vuelto.

Con estos antecedentes les puedo decir que Ripper Street, es una serie buenísima. Con un elenco de sacarse el sombrero, aunque a muchos de ellos no tenía el gusto de conocerlos, son actorazos como los que, suelen ser los ingleses. Les nombraré a mi amado Matthe Macfadyen, que para aquell@s que el nombre les cuelgue, les contaré que es “Mister Darcy” de “Orgullo y Prejuicio”. De esos actores buenos mozos, hermosos, deleitablemente inolvidables, que nacieron para interpretar roles de personajes antiguos. Todavía no me ha tocado verle en versión siglo XX y qué decir siglo XXI y la verdad no sé si nos iría bien. Pero bueno, él para comenzar que además es el mero, mero, Inspector de la policía de Whitechapel, con su División H, que suena como a “división casos inconclusos”.

A continuación destacaré a Jerome Flynn, que es el Sargento detective, Bennet Drake. Realmente un actorazo, un hombre con la “h” bien puesta y un personaje hermoso y me quedo corta. Bien bruto, con un estado físico que ya me lo quisiera para un día sábado, fue combatiente de alguna guerra pasada y sangrienta, que lo dejó con hartas huellas negras, dolores corporales, del alma qué decir y sin embargo, ahí está trabajando de policía, intentando hacer del mundo algo mejor. No lo logró mucho en la guerra en la que estuvo, como en algún capítulo contará y sin embargo sigue por la misma senda, pese a que intenta hacerlo en Whitechapel, que es realmente el lugar más sucio, feo, humeante, que Inglaterra pudiese imaginar. Ahí el que no está cubierto de hollín no es inglés, ni vive austeramente.

Para el que no se enteró les contaré, que aquello de “Jack el Destripador”, es una historia un tanto verídica, ya que las lenguas hablan que el supuesto Jack era de Palacio, dígase de Buckingham y bueno, con eso de andar mezclando tanto la sangre, éste salió un poco pervertido. Otros cuentan que era Mister Hyde o el Doctor Jenkyl y que bueno, en nombre de la ciencia usaba a las prostitutas para sus experimentos, que eran bien raros porque incluía despellejarlas vivas y bueno el dolor las mataría, pero no se las violaba.

En esa ruta es que Whitechapel, aquel suburbio de Londres “east” que nadie quiere habitar, era carne de cañon para Jack, porque los que no eran muertos de hambre, eran niños enegrecidos por el hollín y el resto de la población las prostitutas. De hecho, MyAnna Buring, interpreta nada menos que a Caitlin Swift, mejor conocida como Madame Susan Long, la dueña de la casa de cariños y amistosidades bajo las sábanas, de la zona. Quien al poco andar descubriremos está casada con “papacito” (en esta serie casi todos los hombres están para desayunar y comer) el Capitán Homer Jackson o Matthew Judge (Adam Rothenberg).

Este caballero de doble identidad, mostrará la que acomode, dependiendo la ocasión. Para su pasado en Estados Unidos, desde donde se “robó” supuestamente a su querida “Caitlin Swift”, será Homer Jackson y para andar por las calles del suburbio antes mencionado, entonces, estaremos en presencia de Matthew Judge, quién al poco andar, se transformará nada menos que en el “médico forense” de la División H.

Y por último, el rol tierno, sensible (aunque todos lo son) de Rose Erskin (Charlene MacKenna), que comenzó como prostituta, trabajando donde la Madame Long y después quiso salirse de ese mundo para ser famosa, cantar, bailar. Entró a trabajar a un cabaret, de por los mismos lugares, y bueno, ya sabrán si hizo o no fama y fortuna. Ella será la enamorada, atormentada, sufrida, con ires y venires, del Inspector detective Bennet Drake, quien tiene pasado pisado y muchas taras que tratar, pero en la comisaría carecen de sicológo.

En estas lides se desarrollan los capítulos de la primera temporada, que después tome asiento que viene la 2 y después una 3. Pero vayamos despacio que así nos entendemos mejor.
En esta primera temporada, tendremos el placer de intentar desentrañar el misterio de “Jack el Destripador” en ocho entretenidos, energizantes, tensionantes, capítulos. Realmente, si la ven sabrán lo que es casi caerse de la silla o de la cama. Porque muy ambientada en 1889 estará y con todas las precariedades que en esos tiempos había y sin embargo, la astucia, el guión, las buenas actuaciones y una ambientación soberbia, los mantendrán durante 50 minutos más menos, que dura cada capítulo, lo que se dice “con el bofe de fuera”.

En esta temporada uno, gozarán al son de:
– I Need Light.
– In My Protection.
– The King Came Calling.
– The Good of This City.
– The Weigh of One Man´s Heart.
– Tournament of Shadows.
– A Man of My Company.
– What Use our work?

Datología:
Qué: Serie Tv Paga: Ripper Street.
Cuándo: Martes 23:00 horas.
Dónde: Señal Film&Arts.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *