Serie de tv paga: The Durrells.

Por Colomba Orrego.

Nuevamente Inglaterra se toma la pantalla chica, con la serie The Durrells, que trasmite Film&Arts, a través de la Tv paga. Una serie cálida, divertida, que en cada capítulo va dejando mejor sabor de boca, por las aventuras de la Familia Durrells, quienes parten a una isla griega, para vivir dejando atrás el hogar inglés, con la esperanza de una vida mejor. Esta serie está basada en la trilogía de novelas de Corfú, en manos de Gerald Durrell.

Esta familia está liderada por Louisa Durrell – una empobrecida y astuta viuda – quien toma la radical decisión de buscar un nuevo destino para su familia, cuando sus opciones a finales de la década de 1930, parecen estar limitadas a sufrir hambre o casarse con un hombre mayor, ojala rico, que vele por ella y sus hijos. Preocupada por el hecho que las vidas de sus cuatro hijos, con edades comprendidas entre los 11 y los 21 años, se dirijan hacia horizontes equívocos, esta madre decide trasladarse con bombos, petaca, perro e hijos hasta la isla griega de Corfú. Para habitar una antigua y descuidada casa.

La serie tiene un aire ingenuo, cálido, las vivencias de esta familia, son bastante inocentes. Sumado a que los parajes griegos, son realmente hermosos, así como muchos de sus habitantes, sin querer ser machista, más los hombres que las mujeres, que obviamente por esos lares y esos años, a menos que fueras una colonizadora inglesa, las mujeres deambulaban tan tapadas, que mucho no se interiorizaba de sus atributos, más allá de sus hermosos ojos. Y es así como no tan lentamente la familia Durrells, se va adaptando a su nueva vida, enfrentándose nuevos desafíos y amigos, rivales, amantes y animales. Los hijos de Louisa son Larry (Josh O?Connor), el mayor, un joven que sueña con ser escritor, Gerry (Milo Parker) un niño de once años que está a punto de ser expulsado de la escuela y Leslie (Callum Woodhouse) y Margo (Daisy Waterstone), los adolescentes que crecen día con día y sin grandes perspectivas para su vida futura.

Ya les comenté que considero a las series inglesas, las mejores entre las de su tipo, aquel detalle que siempre las distingue en calidad, ya que tanto los guiones, como las actuaciones, son de gran calidad. Historias realmente cautivantes, interesantes. Tanto actores principales como secundarios, uno los valora y distingue, raro es encontrarse en medio de película o serie y decir “pucha que malo esto”. Y sumado a ello, agregamos la belleza de filmar en escenarios naturales, en este caso la isla Corfú, que es tropical, verdosa, de casas de adobe avenjentadas y por ello mismo, preciosas.

Si no quisiéramos ser demasiado benevolentes con la serie, podríamos encontrarle un par de peros.
El primero, la actriz elegida para hacer de la madre de familia, Keeley Hawes, ni vistiéndola de años ´30 y aunque sea como señora, es creíble que sea la madre de cuatro hijos, donde el mayor tiene 21, cuando ella parece de 30. Más que mal esta gran actriz, encantadora, luminosa, está casada en la vida real con nada menos y nada más que mi amado “Matthew Macfadyende”, la preciosura de “Orgullo y prejuicio” y tienen hijos entre 3 y 5 años.

El segundo pero, sería la excesiva bondad en la que viven y por tal se desarrolla la historia. No sé si se deberá a que está basada en una novela que fue escrita en la década de los ´30 y vamos a pensar que el mundo era más ingenuo, aunque después me acuerdo que los ingleses tendrán de todo menos eso, porque son unos colonizadores sanguinarios y seguramente si escarbamos descubriremos que llegaron a las islas griegas hacer de las suyas. Porque en esa bondad de serie “familiar” también existe un velado paternalismo, que uno como país colonizado, aunque sea por los rascas españoles, como que le provoca arcadas. Pero después recuerdo que quizás, justamente el detalle que tiene esta serie a diferencia de otras, mismas series inglesas, es que es una “serie familiar” y en ese contexto, a lo mejor la ñoñez es un recurso necesario.

El tercer pero, porque me dan a buscar y encuentro, que también me provoca zarpullido y es aquello tan humano e imperfecto, como querer estudiarlo todo y en el arte del conocimiento, enjaular, guardar, pinchar con alfileres, todo lo hermoso, raro, curioso que tus ojos ven. En este caso el biologo de la serie, es el pequeño hermano e hijo, Gerry, quien además estoy segura, es el autor de las novelas que dieron base a esta serie, es decir, de Gerald Durrell.
Cada quien con sus similitudes, pero la oda biologa y recolectora de este niño Gerry, me hizo recordar en versión adulta a la película “Los niños del Brasil”. Aquella perversión en encontrar maravilloso y esplendoroso todo lo que lo rodea y sentir un amor loco por los animales, pero ese amor no se entiende dónde está, si en el afán de amar, vas y encierras en unas jaulas a todos los especímenes con que la isla cuenta, después que ellos todos, animales, vivían felices, libres, aventurándose por la isla. El defectuoso humano dando qué hablar.

Y bueno, en esa ingenuidad naif de mostrar la vida de esta familia, viviendo solos sin hombre a la vista, en estas islas griegas, como que uno piensa ¿qué onda? cómo pasaron de un país “civilizado” a una isla todo lo contrario a ellos, o al menos, eso es lo que ellos mismos, integrantes del clan Durrells, repiten varias veces a lo largo de la trama. Aunque de tanto en tanto sucedan cosas que los hagan temblar, sudar, temer. Pero todo en dosis “familiares” digase “dosificadas”. En el paraíso de The Durrells, uno sólo goza. Aquello de falta de credibilidad o estamos en presencia de la versión humana de Peter Pan en el País de Nunca Jamás ¿Qué no? Y sin embargo pese a estos peros, la serie, compuesta por nueve capítulos, se disfruta como agua entre los dedos y sin embargo, no son de fácil olvido, o sea es buena y entretenida.

Datología:
Qué: Serie inglesa.
Dónde: Film&Arts, tv paga.
Cuándo: Lunes, 18:00 horas.

También te puede gustar...

4 Respuestas

  1. Alvaro Rojas dijo:

    Hola!
    Me encantan los comentarios de Tv paga, aunque tengo Nexflix me dan ganas de volver a mirar, solo por los comentarios que haces. Saludos.

  2. Maria Elena Jaureguizar Lopez dijo:

    Amé esta serie y ahora que te leo, Colomba, coincido en muchos puntos que mencionas. Pero en corte familiar, es muy entretenida.
    Gracias hoy en Santiago.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *