Tertulias poéticas en el Centro cultural de España Santiago.

¿Sabes lo que son las tertulias poéticas?

La verdad de las cosas, cuando recién supe de su existencia, me trasladé con bombos, petacas y mucha imaginación, a la época medieval. Me imaginé participando de alguna actividad social – cultural, del castillo de la comarca, que en este caso podríamos titular “La comarca de Providencia”. Donde unos señores y señoras vestidos con trajes largos hasta el suelo, especies de pañuelos en la cabeza, cubriéndoles pelo, orejas, dejando al aire solo la frente y el rostro. Maquillados un tanto exageradamente, onda pretendiendo hacer más expresivo el rostro (ahí me acuerdo del cine expresionista alemán, pero eso es harina de otro costal). Todas estas personas, hombres y mujeres, están acomodados en el centro de un salón, rodeados por todos nosotros, los magnos comensales que previa visita a nuestros hogares, para entregarnos la invitación en papel y lacrado con entusiasmo, nos hacía dignos miembros del encuentro.

Una vez ahí, rodeándolos, mirándolos atentos, boquiabiertos, esperanzados y ellos de pronto (no podían prenderse y apagarse las luces por razones obvias: no eran tiempos eléctricos) se tomaban los hombros formando un circulo, la sala se llenaba de silencio, uno de ellos o una de ellas, abría el círculo, separándose del resto y rompiendo el silencio, comenzaba a leer lo que decían las hojas que llevaba en sus manos. Sopresivamente, aparecían de los costados de esta suerte de escenario, los músicos. Cuatro o seis hombres, con guitarras, mandolinas, alguna flauta. Los músicos vestían como si fueran pajes (vamos mezclando épocas que la imaginación es libre), llevaban esos pantaloncitos cortos y bombachos, con medias al tono y unas chaquetas ajustadas, del mismo color que las medias. Eran una suerte de orquesta o dependiendo la cantidad de integrantes, cuarteto o sexteto y variando los instrumentos, el apellido iba de “cuerdas o vientos”.

Y con música, esta persona recién separada del círculo leía y leía, dejándose acompañar por la música. Lentamente el resto de los del círculo, aquellas vestidas con trajes hasta el suelo y maquillaje exagerado, iban turnándose en tiempos para también leer, lo que las hojas que también traían, decían. Y así pasaban las horas y más horas.

Así fue como me imaginé que serían las Tertulias Poéticas. Sobre todo que viniendo la actividad del Centro cultural de España, nada raro sería que no estuviera tan lejos de la realidad. Pero los tiempos han transcurrido, estamos en la modernidad, moderna con su bueno y su mucho feo. A estas alturas ya nadie, sólo los actores, quisieran vestirse con aquellos ropajes para declamar. Y tampoco el escenario sería un gran salón de castillo. Aunque el caserón, que le da morada al Centro cultural, es lo suficientemente grande y espacioso como para que lo denomináramos “pequeño castillo” ¿que no?

El asunto es que aquello que les he titulado como Tertulias poeticas. En versión del centro cultural, indica que es una reunión en donde todos están invitados. Todos los interesados de escuchar a alguien recitar poesía, con música de fondo y donde la poesía no necesariamente debe declamarse, sino que también cantarse.
Las Tertulias poéticas del CCESantiago, son momentos en que la música y la palabra se unen y lo que surge de ahí, hay que contemplarlo, escucharlo, sentirlo, para saber de lo que se trata.

Estas actividades ya van en su versión tercera. En el centro cultural de España, los han titulado “encuentros” y por tal dicen: Los encuentros adquieren, alternadamente, el carácter de nacionales o de internacionales. Así será, puesto que en una de las sesiones recibiremos la visita de destacados poetas extranjeros provenientes de diferentes países, y en la siguiente, la participación de reconocidos poetas nacionales, y así sucesivamente, siempre con la infaltable música en vivo en cada una de las tertulias que conducen los escritores Manuel Andros y Cecilia Almarza.
Las Tertulias Poéticas CCE nos llevan a una dimensión en la que el reloj parece detenerse para dar paso a la sensibilidad y a la voz del alma poética entregada por sus propios creadores. Un lugar en el que surge el diálogo íntimo entre el autor y el público amante de la poesía.

Las sesiones de abril han tomado caracter nacional e internacional.
Para el día Miércoles 5 Abril, la cita es a las 19:30 y hasta las 21:30. El encuentro es internacional y los poetas invitados son: Anamaría Mayol y Ricardo Di Mario, que nos visitan desde Córdoba, Argentina.
Música en vivo: Tangos con Maya Cwilich y Rodolfo Jorquera (bandoneón).

Para el Miércoles 26 Abril
– 19:30 a 21:30. El encuentro es nacional y los poetas invitados son: Cecilia Palma y Manuel Silva Acevedo, Premio Nacional de Literatura 2016.
Música en vivo: Dúo de violín con Francisca Latorre y José Manuel Hernández.

Datología:
Qué: Tertulias poéticas.
Cuándo: Miércoles 5 y 26 de abril.
Dónde: Centro cultural de España Santiago, Providencia 927, Metro Salvador.
Horario: 19.30h a 21.30h.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *