Mira vos: la tierra de la milanesa.

Por Colomba Orrego.
Caminando por la comuna de Providencia, a pasos de la Avenida Andrés Bello, está ubicado el restorant MIRA VOS. La frase evoca un cierto acento “al otro lado de la cordillera”, pero tendría que ser una amplia cordillera, que alcanzará a llegar casi hasta el Atlántico, ya que les contaré que el alimento conocido como “milanesa”, protagonista de esta nota, es consumida en otros países de nuestro Cono Sur, además de la Agentina, como lo es en Paraguay, Uruguay y desde ahora en Chile. En este caso, las recetas con secretos incluídos, en temas de esta preparación, va más asociado al estilo guaraní.

MIRA VOS, está ubicado en calle Cirujano Guzmán 179. Su sede, una casona de aquellas con harta historia de las que casi no van quedando en el mapa. En este caso, es un caserón de dos pisos, ventanas abajo, ventanales arriba, puerta amplia, sólida de madera. En el segundo piso asoman un par de balcones para esperar a Romeo o Julieta, dependiendo las inclinaciones y dos terrazas para fumadores: una, a la entrada o antejardín y la segunda, en el patio interior.

La casa de MIRA VOS, evoca una arquitectura morisca y por dentro, es una oda a la madera, sumado a los aromas que emergen desde la cocina. La primera vez que fui, lo hice en compañía de mi sisterna Manucita, como somos muy obedientes, nos sugirieron el segundo piso y para allá nos deslizamos. Tras subir una majestuosa escalera de madera de color café oscuro, de las que dan confianza porque se ven gruesas, de escalones que se van encaracolando hacia arriba, llegamos a dos habitaciones amplias y luminosas. En esa ocasión elegimos una mesa, la más cerca de uno de los balcones que les comenté, por donde entraba el frescor de la brisa veraniega y el morado de los racimos de la flor de la pluma que crece y se agiganta hacia el cielo. El restorant cuenta con estacionamiento para autos y bicicletas, ya que saliendo del local, te toparás con ciclovías, que a estas alturas es otra forma de llegar, además de caminando.

La atención es muy buena, las y los meseros son atentos, explican con detalle cada consulta que uno hace. Eso sí, que del tiempo en el que fuimos, principios de este verano, a la fecha, el restorant ha sumado éxito y se manifiesta en la cantidad de publico que reciben. Por eso, no es lo mismo ir los días lunes, martes y hasta miércoles, que jueves hasta sábado, porque los pobres meseros casi no se dan abastos de la cantidad de comensales hambrientos y sedientos.
Pero también existe el agradable horario de la tarde que comienza a las 19 horas. Nosotras hemos ido en las dos versiones de días de almuerzo y sin lugar a dudas o se llega temprano en los horarios atestados o uno entra y asume sin chistar. O sino, ir en los días que la situación es menos caótica y el disfrute es sin límite. En la versión del día con afluencia moderada, la atención es tan divina, como que mientras un mesero te toma el pedido y te explica cualquier duda, otra lleva hasta tu mesa los bebestibles, pancito y salsas para picar. Y obvio como ese día había hambre, además pedimos bastoncitos de mozarella que son una poesía, aunque nos costó decidirnos proque las empanaditas de queso al horno, son tentadoras.

Y bueno la novedad enorme de Mira vos y que nos llevó a probarla, son las milanesas de berengena. Es decir, la opción vegetariana para los que no quieren entrarle a la carne. Son realmente deliciosas. Las pueden comer al plato, con ensalada u otros acompañamientos o sino, en sándwich. Otro detalle que ha hecho famosa a Mira vos, es el aliño, que unido al pan rallado, hacen de estas milas, las mejores, inolvidables, pero no precisamente porque sufras percanses estomacales, sino por sus divinos sabores y aromas.
Aquella vez que fuimos con mi sisterna Manucita, pedí la de berenjena obviamente, porque soy mega fan de esa verdura y quería probarla. Comí el plato que rotularon “A Caballo”, aunque considero que tendría que haber sido “A gallina” ya que contaba con dos huevos estrellados y como no fueran de caballo…. también el plato consta de una ensalada. Todo muy rico. Mi sisterna Manucita, que ya tenía cierta experiencia en el rubro milanga al sándwich, pidió la versión “Clasica”, que es la que lleva milanga de res, con tomate, lechuga, cebolla morada y un toque de mayonesa, evidentemente que decir sólo poético, es ser tacaño con los adjetivos.
Es decir, para aquellos que andan buscando un lugar donde almorzar liviano, aunque no lo crean Mira vos, es la solución, porque si bien fui feliz, me hubiera repetido el plato dos veces sin problemas. Aunque para los que no cesamos en el hambre, también cuentan con la maravilla de “Paila de milanesas” que son 15 o 16 cortes listas para servir. Las cuales puedes combinar entre res, pollo y berengena o bien solo una o dos, eso es a gusto del comensal y cualquiera de estos productos, puedes pedirlos para llevar delivery. Y para acompañar con líquidos, encontrarás agua embotellada, con gas y sin, bebidas todas, vinos, espumantes, cervezas nacionales e internacionales.

Y por último, intentando entonar el himno de los países que se alimentan de milanesas, decidimos honrar un clásico en materia de postres, como lo es el dulce de membrillo en rebanadas, acompañado de lonjas generosas de queso mantecoso amarillo, en esa ocasión tuvimos el placer además, que el dulce era de batata, el que es amarillo y que sólo se encuentra en Argentina, Paraguay y Uruguay, pero de todas las formas o variantes es igual de delicioso y con ese sabor en el paladar, realmente se transforma en un dejavú a la infancia, sin escalas.

Es decir, que MIRA VOS, es una opción para paladares que quieren ir de chancheo, pero a la vez quieren pasar por cool, light, vegetarianos, veganos o cosa parecida. Un lugar para pasar un grato comistrajo momento, inolvidable, atesorable y por supuesto para recomendar y volver.

DATOLOGIA:
Dónde: Cirujano Guzmán 179, Providencia
Horario: De 12 a 23 horas.
Estacionamiento: Si.

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *