Huelén 85: Un café con estilo.

Por Colomba Orrego

Creo que de las singularidades que hacen querer pasearse, refregarse, tocar, sentir, oler, soñar, ensoñar, a nuestra ciudad capital de Santiago, a pesar de sus pesares que no son pocos, es la arquitectura. Me confieso una chiflada de ella, más allá de si entiendo de estilos ídem o no, de si soy una instruida o no. La sola capacidad de levantar el cuello y a continuación la cabeza para mirar al frente, al medio y hacia arriba, provoca un deleite de ojo que va directo al corazón.

Las bellezas arquitectónicas las tenemos al son de zonas residenciales, culturales, laborales y ahora últimamente, por suerte también, gastronómicas. Y todas, todas, todas, desde sus distintas datas, renombrados arquitectos, estilos, son una poesía en movimiento. Por ejemplo en mi antojadizo mapa geográfico citadino, destaco: Avenida Matta y sus adyacentes calles como San Diego, Coquimbo, Roberto Espinoza, etc.; el Barrio Lastarria; qué decir del Barrio Palacio de Bellas Artes, tanto por José Miguel de la Barra como por Subercaseaux, Merced, Monjitas, Santo Domingo, Huérfanos y etc.

Y con ustedes el tema que me trae a colación, el hermoso y distinguido barrio compuesto por las calles Huelén y Rafael Cañas, de la comuna de Providencia. Recuerdo que cuando llegué a vivir a esta comuna y descubrí de la mano de mi padre, estas dos calles, así como también Eliodoro Yáñez, sentí que todas las novelas decimonónicas y de principios de siglo XX, leídas hasta ese momento, posaban su belleza ante mí, dando certezas a lo que mi imaginación creyó construir. Y en conjunción a esta oda a la arquitectura, a estas calles que les comento, llegué, gracias al dato de una muy querida amiga, al café Huelén85.

El café Huelén 85, que como su nombre lo dice, aunque algunos menos observadores pudieran pensar que tan solo es una dirección, es también el nombre del local. Ubicado en la calle tanto del número tanto. Una monada, el espacio justo, el edificio adecuado, en su primer piso, acogedor aunque haga frío. Atendido por muchachas estudiantes universitarias. Tres chicas muy guapas, simpáticas, agradables y atentas. Porque todas estas características son básicas en la atención al público, aunque muchos no lo sepan, el atractivo mayor de un negocio está en que te abran la puerta, no que te la cierren en las narices. Te sonrían y no te gruñan. Sean amables, educad@s y no resentid@s, ni amargad@s.

Pues en Huelén85, suma a las bondades gastronómicas, el diseño, estética, decoración del edificio que carga sobre su techo. En cuanto a la decoración del café, pues cómo definir “Mono”, realmente mono. Digamos que es delicado y sencillo. Desde cada una de las sillas, mesas, el florerito, cenicero, servilletero, todo tiene su qué, su qué se yo, todo con estilo y al mismo tiempo sencillo, colorido, lindo. Uno llega a sentarse en la terraza o ingresa al local y siente ganas de quedarse, sentarse y observar, pasear la vista por todos los rincones, que en realidad hay harto por donde fisgonear.

En materia de la carta, tienen un menú muy apetitoso para la hora de almuerzo. El menú consta de ensalada, jugo, postre o café y plato de fondo, que son cuatro opciones a elegir. El precio bordeando los $4.000. O si no, la carta también cuenta con sandwiches por si quiere comer otra cosa. Como es café, los hay expreso, con late, late con sabores, chocolate caliente, submarino y jugos. En materias dulces y deliciosas hay trozos de torta, muffins, queque, galletones. Todo con un toque sano, saludable, azúcar en cantidad “responsable”.

Cuando fui lo hice acompañada de mi sisterna (hermana) Manucita y realmente quedamos atrapadas, cuasi enamoradas del lugar, de la excelente atención y los productos deliciosos. También creo que cualquier negocio, tienda u trabajo, que esté ubicado en ese barrio, en cualquiera de esas dos calles y las que las cruzan, marcan un plus, un precedente, un estatus. Sobre todo un plus de poesía, historia, belleza. Sentarse a mirar por la ventana o desde la terraza, esos edificios barco, de muros grises, ojos de bueyes o los balcones redondos, las rejas con diseños cuadrados, alargados, ovalados y también fierros redondeando balcones, es como leerse un libraco de la mejor historia. Aquella historia atesorada, durante las primeras cinco décadas del siglo XX.

Mi sisterna y yo, nos tomamos un delicioso chocolate caliente, a pesar que no hacía frío, pero no sudamos. Le sumamos un especie de torta- kuchen de chocolate, maravilloso, suave, cremoso. La base de masa kuchen, delgada, solida pero delgada, como para tomarlo con las manitas y lanzarlo a las fauces. Maravilloso.

El otro plus que nos encantó, es que sobre cada mesa hay un mantelito de papel (revolución) que tiene el nombre del local y un enmarcado de hojitas muy adhoc al estilo francés que hablábamos y sobre él, junto al servilletero y florerito, un vaso con crayones de cera, para poner a prueba a cualquiera. El nuestro que se fue a casa con nosotras y no le quedó un milímetro sin color, forma, curvas, flores, soles, arcoíris. A medida que el tiempo pasaba y el crayón se apoderaba de nuestros dedos y manos, más cosas surgían. A uno le entraba una excitación por dibujar más y más o dejar correr el crayón por el papel. Realmente un test para saber si tuvo infancia o no.

Y ya para terminar con broche de oro, les contaré a manera de ilustración histórica, que esa calle lleva ese nombre, en homenaje a lo que se le denominó “el accidente geográfico más característico de la fundación de Santiago, el cerro-isla que penetra en el Valle del Mapocho, como un último eco del cordón montañoso que arranca de los Andes hacia el poniente. Entre el cerro de los indios que llamaban Huelén”.
Y el significado de la palabra Huelén es “dolor”. Casi escucho a mi papá decir, como cada vez que pasábamos por ahí: “dolor, porque los que primero lo Huelén, abajo lo tienen”, pero esa es otra historia.

Datologia

  • Dónde: Huelen 85, Providencia.
  • Horario de atención: 11 a 21 horas (continuado)
  • Sitio Web: www.huelen85.cl
  • Estacionamiento: No.

También te puede gustar...

3 Respuestas

  1. Gaby dijo:

    Excelente nota sobre el café huelen!
    Dan ganas de ir

  2. Ayurverde dijo:

    Hola!! Me encanta la nota, sobretodo porque también me encanta Huelen 85!
    Hace un tiempo, le escribí a ellos también una nota en mi blog, curiosamente al compartir la nota de uds en facebook, aparece la foto que tomé yo para mi blog, y no están los créditos!…. Ojalá se pueda arreglar!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *