Qué hacer un día de lluvia

  • Por Isidora Lastarria
  • @isalastarria

Llueve en Santiago. Y no lo pude prever, porque si hay algo que no tolero es mirar el segmento del tiempo en los noticiarios de TV, literalmente, lo encuentro una pérdida de tiempo. Mi ritual es mirar por la ventana y ver cómo está el clima. Según eso veo que me pongo. Que a veces paso frío, ¡¡Paaaaso frío!! Que tipo 14:00 quiero sacarme la mitad de la ropa, ¡¡¡Sí, lo quieroooo!!! En fin.

Pero considero un espectáculo maravilloso que con la lluvia aparecen cientos de paraguas a la salida de las estaciones del Metro. Por cierto cada vez más sofisticados. Y lo más probable es que te dure el rato de lluvia. Por dos motivos: se pierde o se rompe.

Cuando llueve me gusta caminar y entrar a las librerías a ver las novedades. Por lo general los locales están bien calefaccionados, así que es rico mirar con lentitud. Tengo varias librerías favoritas: Qué Leo de Pedro de Valdivia, Metales Pesados en José Miguel de la Barra y La Feria Chilena del Libro de Huérfanos.

Lo que me gusta de la Qué Leo en Pedro de Valdivia es que es atendida por su propio dueño y fundador de la cadena, el mítico Juan Carlos Fau. Periodista y apasionado del mundo del libro que partió como un vendedor de una cadena de la competencia. Es imposible no caer rendida a las artes seductoras de Fau con la literatura. Así que siempre salga con varios libros bajo el brazo, los que voy  devorar corriendo a una tetería (soy fanática de este brebaje), así que llueve o truene, saltando charcos llegó a mi destino.  ¡¡¡Uf, y sin olvidar el bendito paraguas que siempre se queda en un costado del local… absolutamente abandonado a su suerte!!!

Las recomendaciones que me ha hecho Fau son excelentes.

  • Crímenes cuyo autor es Ferdinand von Schirach. La primera obra literaria de este abogado penalista quien cuenta los caso más inverosímiles que le ha tocado defender. Casos que dan vuelcos inesperados. Es como ver un pequeño capítulo de las series de cortos que preparaba Alfred Hitchcock. Este libro no pasará inadvertido frente a sus ojos.
  • Ligeramente Desenfocado es de otro corte porque reúne los textos y fotografías de Robert Capa sobre la Segunda Guerra Mundial. En 1942, Capa parte de Nueva York rumbo al Reino Unido para cubrir la guerra como enviado de la revista Collier’s. Es la historia de uno de los fotógrafos más importantes del siglo XX, sus amores, tristezas y cómo logró ser quien es. Joyita.
  • La Delicadeza de David Foenkinos podría ser más relajado. Una novela de amor que fue hit en Francia. Es amor y toques de humor. El autor además ofrece al lector oxígeno de optimismo. Acá el amor se encuentra dónde menos se espera.

Con mi paraguas camino, disfrutando la lluvia, que limpia mi aura (a veces soy media mística) hasta la calle Santa Magdalena donde encuentro La Tetería.  Un lugar magnífico para disfrutar distintas mezclas de té. Me encanta el Rooibos que viene de Sudáfrica. El té blanco. O simplemente los blended que preparan especialmente en este lugar para los clientes.

Después de un rato me tomo el Metro y llego al GAM. Siempre hay una buena exposición que ver. Hoy está la muestra Chile desde Adentro, que recorre Chile desde 1973 hasta 1988 a través de la mirada de Paz Errázuriz, Alejandro y Álvaro Hoppe, Helen Hughes, Jorge Ianiszewski, Héctor López, Kena Lorenzini, Juan Domingo Marinello, Christian Montecino, Marcelo Montecino, Óscar Navarro, Claudio Pérez, Paulo Slachevsky, Luis Weinstein y Óscar Wittke. La exposición curada por Jorge Gronemeyer incluye además un video con palabras de sus autores, objetos vinculados al libro original y una revisión al uso político de la imagen fotográfica en diversas publicaciones en Chile en tiempos de dictadura.

Después cantando bajo la lluvia y pensando que está a sólo pasos tengo pensado ir al cine El Biógrafo. La función de las 19:30 me viene perfecto. Hoy están dando El Cuarto Azul, que es la adaptación de la novela homónima de George Simenon, publicada en 1963. Simenon tiene una extensa tradición de adaptaciones dentro de la cinematografía francesa, que abarca desde los albores del cine sonoro hasta la modernidad, de mano de directores como Jean Renoir, Jean Pierre-Melville, Claude Chabrol (cuya influencia es notoria en la película) y Bertrand Tavernier.

Cuando salga del cine pienso recorrer un rato la calle Lastarria (así digiero un poco la película que de seguro es densa), vitrineo los restaurantes, cafeterías y bares. La calle estará colmada de pozas de agua. Caminaré un rato hasta dar con el lugar que más me tinque en ese momento. Y cuando mis pies estén fríos entraré por azar a dónde el destino me lleve. Aunque está vez tengo unas ganas  locas de ir a conocer Chipe Libre, La República Independiente del Pisco, este es un bar de piscos, con más de 70 etiquetas de destilados de Chile y Perú. Me vendría de perilla un sour. Así que ya creo que no lo dudo voy por él…

¡Nos vemos en Chipe Libre!

Datologia

  • Librería Qué Leo Pedro de Valdivia
  • Dirección: Pedro de Valdivia 40 (Providencia)
  • Horarios: Lunes a Sábados de 10:30 a 20:30 horas
  • GAM
  • Dirección: Av. Libertador Bernardo O’Higgings 227 (Santiago Centro)
  • Horarios: Martes a Sábado de 10:00 a 21:00 horas; Domingos de 11:00 a 21:00 horas
  • Exposición Chile desde Adentro
  • Horarios: Martes a Sábado de 10:00 a 21:00 horas; Domingos de 11:00 a 21:00 horas
  • Web: www.chiledesdeadentro.cl
  • La Tetería
  • Dirección: Santa Magdalena 86 (Providencia)
  • Web: www.lateteria.cl
  • El Biógrafo
  • Dirección: José Victorino Lastarria, 181 (Barrio Lastarria)
  • Web para revisar cartelera: www.elbiografo.cl
  • Chipe Libre
  • Dirección: José Victorino Lastarria 282 (Barrio Lastarria)
  • Horario: Lunes a Sábado de 13:00 a 02:00 horas.

 

 

 

 

 

También te puede gustar...

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *